La mitad de las niñas y niños pide productos comestibles no saludables porque lo vio en una publicidad

Un reciente estudio de UNICEF revela que “el grupo que más reconoció pedir productos por verlos en comerciales fueron los de entre 5 y 8 años, aunque la influencia también es fuerte en los menores de esa edad”.

Según Unicef, 8 de cada 10 niños y niñas dijeron ver publicidades con mucha frecuencia en redes sociales. Foto: Dossier Político.

Unicef presentó un estudio en donde revela que “una de cada dos niñas y niños reconoce haber comprado un producto comestible no saludable porque lo vio en una publicidad en los últimos 3 meses“. La investigación pone en alerta la situación de exposición al marketing digital en la que se encuentran los más chicos.

El informe hace foco en publicidades a través de redes sociales bajo la premisa de que tienen mayor impacto que en la televisión.

Al utilizar estos canales, 8 de cada 10 niños y niñas dijeron ver publicidades con mucha frecuencia. La red social con mayor porcentaje fue YouTube, con el 81%. Por su parte, Instagram presentó un 58 por ciento, mientras que Tik Tok, el 47%.

Por si te lo perdiste: Bioceres y Havanna producirán el primer alfajor transgénico

Fernando Zingman, especialista en salud de Unicef Argentina, sostiene que “uno de los factores que incide en la mala alimentación en Argentina en los niños es la alta exposición que tienen y cuán susceptibles están frente a una estrategia de marketing agresiva que busca que las personas tengan preferencias nutricionales para consumir productos comestibles que generan ganancias pero no son alimento”.

La situación económica de los niños y niñas contó como una variable dentro del estudio. Sin embargo,”en ningún caso la respuesta sobre el consumo influenciado por publicidad fue menor del 45%“.

Respecto a la franja etaria, Zingman aclaró que el grupo más afectado fue el de chicos que tienen entre 5 y 8 años. Al mismo tiempo, especificó que también existe una “fuerte” influencia en los menores de esa edad.

Te puede interesar: Según Indec, 238.000 familias viven en situación de “hacinamiento crítico”

La investigación resalta que en ninguna de las marcas se evidencia la presencia de contenidos explicativos sobre nutrientes y tampoco explicación de packaging o tabla nutricional. Foto: TAYLOR HINTON/ISTOCK/THINKSTOCK

El producto, más importante que la información

Unicef encontró que la mitad es de productos altos en azúcares, y 4 de cada 10 son altos en grasas saturadas y/o grasas totales. ¿Esto se informa con facilidad?¿Se educa a los y las infantes?¿Y a los padres y madres?

La investigación resalta que en ninguna de las marcas se evidencia la presencia de contenidos explicativos sobre nutrientes. Al mismo tiempo, tampoco se reconoció una explicación de packaging o tabla nutricional. Cuestión que apunta a la urgencia de una Ley de Etiquetado Frontal.

El profesional de la salud destacó que “se pone en evidencia la necesidad de avanzar en el diseño de sistemas y políticas que regulen la comunicación de alimentos y bebidas no saludables en medios digitales en Argentina, uno de los aspectos que está contemplado en el proyecto de ley sobre Promoción de una alimentación saludable, que ya tiene media sanción en el Senado y que se encuentra en tratamiento en Diputados”.

No te pierdas: Los pueblos originarios y la muerte

Las estrategias de llegada

Un ejemplo que brindó Unicef es el de la exhibición de productos fuera del envase. Este tipo de estrategias apunta a la tentación, omitiendo la información nutricional. Otros ejemplos son los de asociar la palabra diversión a la palabra sabor; usar jingles pegadizos; contratar a celebridades con bastante exposición vinculadas al mundo del deporte y la música para promocionarlos; y/o crear personajes de ficción que refieran a la marca.

A su vez, se observó que las marcas eligen los canales de influencers relevantes para chicos y chicas para promocionar golosinas y dulces (40%), y galletitas y tortas (16%).

Un dato curioso es que en el 56% de los casos, se encontró que el producto se consume dentro del hogar logrando una sensación de cercanía e identificación con su audiencia. El 45% de las apariciones de alimentos se expresa una valoración positiva del producto.

El cómo de la investigación

Unicef llevó a cabo 20 entrevistas a informantes clave. Al mismo tiempo, ejecutó 6 foros de discusión online con 45 adolescentes y 12 entrevistas etnográficas online a padres de niños y niñas de hasta 12 años. Así mismo, hizo una encuesta online a chicos y chicas de entre 13 y 19 años, y jóvenes de entre 20 y 24 años de todas las provincias del país.

El organismo detalló que se trató de una encuesta online a nivel nacional con un total de 1.043 casos entre padres de niños, niñas y adolescentes de 5 a 15 años (913 casos) y adolescentes de 16 a 18 años (130 casos).

El estudio analizó la comunicación online de 18 marcas de alimentos y bebidas en Facebook, Instagram y YouTube (845 publicaciones únicas analizadas de un total de 872 repetidas) y 3 perfiles de influencers populares entre el público infantil y adolescente.

Fuente: Unicef Argentina – Télam.

Compartí la nota