Actualidad

Santiago Maratea: ¿Qué pasa con las problemáticas que quedan fuera de su Instagram?

Las redes sociales marcan el ritmo de este siglo. Su uso es un arte, es un negocio, es marketing, pero también es comunidad, denuncia, y porque no, solidaridad. Pero a veces, esas líneas se borran, todo se mezcla, y la realidad queda lejos. Por Agustina Bortolon y Emi Urouro Santiago Maratea es uno de los […]

🕒  6 minutos de lectura

 | 

Las redes sociales marcan el ritmo de este siglo. Su uso es un arte, es un negocio, es marketing, pero también es comunidad, denuncia, y porque no, solidaridad. Pero a veces, esas líneas se borran, todo se mezcla, y la realidad queda lejos.

Arte: Stefanía González

Por Agustina Bortolon y Emi Urouro

Santiago Maratea es uno de los influencers más reconocidos del país, desde hace unos meses, una nueva faceta del contenidista es tendencia en el mundo virtual: tomar un problema de una agrupación o individuo, y juntar dinero mediante sus seguidores.

Esta práctica no se reduce a este personaje público, se repite en otras figuras, en otras cuentas de Instagram, donde el “heroísmo” queda reflejado en fotos con sectores vulnerados, en personas hegemónicas que “cosa buena que hacen” cosa buena que va para el feed.

Aún así, su caso nos sirve para hablar de esta moda de “caridad” por redes sociales y de esta manera de resolver problemáticas sociales desde una postura completamente individualista.

Caridad por likes

Si pensamos en la etimología de la palabra "caridad", observamos que deviene del latín caritas y significa "virtud de amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como uno mismo", "darse a los demás sin pretender nada a cambio". 

La caridad, entonces, aparece asociada a una idea cristiana y religiosa de ayudar a los demás de forma desinteresada. Esto no se liga entonces a una situación de reciprocidad, sino a una relación vertical. A partir de allí, podemos esbozar un análisis sobre la caridad en este mundo mainstream, donde muchas personas, generalmente con gran alcance en redes sociales o una posición socioeconómica consolidada, con sus necesidades básicas cubiertas apuestan a colaborar con causas individuales, de cierta forma eligiendo o deliberando según sus motivaciones que acaban siendo estrictamente personales,  a quién ayudar. 

Te puede interesar: ¿Por qué la megaminería vulnera más de un derecho?

La relación entre la persona que decide ayudar en una causa que eligió por algún motivo, y la persona que recibe su ayuda no es en absoluto solidaria u horizontal. Muy por el contrario, implica una relación de poder, una jerarquía; porque no se trata de dos individuos en igualdad de condiciones que deciden colaborar, sino de una relación desigual y condescendiente, que contribuye a legitimar un sistema capitalista dispar, una forma de ponerle un parche temporal a una problemática mayor.

Esto, en cierta medida puede leerse como una forma de lavar culpas personales, una suerte de sentirse bien y satisfecho sabiendo que ayudaste a otra persona, aunque después, en la vida cotidiana contribuyas a seguir demarcando jerarquías y consolidando profundas desigualdades. 

Maratea y las camionestas para la comunidad Wichí

Campañas en las redes, un formato tan amado como cuestionado

Entre las campañas que inició Maratea, podemos mencionar cuándo entregó camionetas a una comunidad Wichi, en Salta, sin conocer en profundidad las demandas de esa población.

También podemos mencionar el tratamiento con la medicación más cara del mundo para Emmita, la beba chaqueña con atrofia muscular espinal (AME), y el viaje de los atletas argentinos al Sudamericano de Guayaquil.

Otra iniciativa del Influencer, y si no nos equivocamos, la más reciente, busca juntar 200 mil dólares para colaborar con las infancias trans. En esa línea, comunicó que el dinero será destinado a la compra de una casa que se convertirá en fundación y observatorio.

Las respuestas individuales no modifican al sistema que perpetúa la desigualdad

Queremos fomentar el pensamiento crítico y la reflexión, por eso, vale recordar que en el marco de la campaña para “ayudar” en Salta, los miembros de la comunidad de Hickman se acercaron para plantear una serie de demandas, como la falta de un pozo de agua y de una ambulancia.

La realidad nos muestra que dos camionetas no resuelven una desigualdad histórica y estructural. Por ejemplo, en 2020 distintas comunidades originarias han sido víctimas de desalojos en sus propias tierras, cuando en teoría regía una normativa federal que impedía esta práctica de comunidades indígenas. En el norte, hubo desalojos en Salta, Tucumán, Jujuy, Chaco y Santa Fe.

Te puede interesar: "Día Internacional del Orgullo LGBTIQ+: ¿por qué el 28 de junio?"

Recordemos que, el año pasado, en la comunidad guaraní Cheru Tumpa, de Colonia Santa Rosa, Salta, se llevaron a cabo dos violentos desalojos en la zona. Noventa familias quedaron sin un lugar donde vivir.

O podemos mencionar a la comunidad wichí de Pocitos, en Formosa, que reclama desde 2015 mejoras para el acceso al agua potable. Y en noviembre de 2020, cuando se organizaron para exigir respuestas ante la falta de este líquido vital, para lavarse las manos y preparar sus alimentos, fueron reprimidos por el Estado. 

Asociación Infancias Libres, por la igualdad de los derechos de niños, niñas y adolescentes trans. Crédito: @infanciaslibres

También es necesario hacer foco en la iniciativa para infancias trans. Es un grupo estigmatizado e invisibilizado por parte de la sociedad, aquí, son claves las organizaciones que desde hace años luchan por los derechos de la diversidad y los derechos conquistados, como la ley de Cupo e Inclusión Laboral Trans.

Una victoria la encontramos en la sanción de la Ley de Identidad de género de nuestro país (26.743), que despatologiza por completo y visibiliza la identidad trans en todas sus etapas.  Y en la existencia de colectivos como la “Asociación Civil Infancias Libres”.

Gabriela Mansilla, presidenta de esta última agrupación, respecto a la campaña del influencer, expresó: “Lo que me parece loco Santi Maratea es que no te hayan informado sobre todo el trabajo que llevamos adelante desde la asociación civil infancias libres desde el año 2017 . Y los 10 años que lleva esta lucha en el país. Celebro todo lo que se haga para las niñeces trans y travestis, absolutamente todo. Lo que me parece miserable es BORRAR LA HISTORIA Y NEGAR LA MILITANCIA

La solidaridad es horizontal o no es

¿Estamos en contra de Santiago Maratea? No, para nada. Pero no podemos dejar de cuestionar las lógicas a las que responde, dignas del sistema capitalista que concentra riquezas y oportunidades en unos pocos, como manera de enfrentar problemáticas sociales, mucho más profundas y complejas, que deberían ser resueltas con políticas públicas, para todos y todas, y que actualmente, son contenidas, por organizaciones sociales y populares.

Hay problemáticas que quedan fuera del instagram de las y los influencers, hay dolores que no se resuelven con likes, hay demandas que deben ser tratadas con recursos públicos y sociales.

Es necesario que nos quitemos las gafas de la caridad, que podamos ver más allá de problemáticas concretas y no busquemos sólo una satisfacción personal para dormir tranquilos sabiendo que ayudamos a alguien. En este contexto actual, en un momento socio-histórico atravesado por una crisis económica que se agudiza cada día más, lo urgente es tomar acciones reales, que impliquen salir de la lógica capitalista de ir tapando agujeros mientras no dejan de aparecer otros sin cesar.

La verticalidad no lleva a ningún lado, es momento de tejer redes horizontales para poder contener las desigualdades que trae consigo el sistema en que vivimos. Que no sea sólo lavar culpas burguesas, sino realmente comprometerse a transformar la realidad desde un lugar transversal y fundamentalmente involucrado, que vaya más allá de nuestro propio ombligo.

Como decía Galeano, “La caridad es humillante porque se ejerce verticalmente y desde arriba; la solidaridad es horizontal e implica respeto mutuo.” 

Emilia Urouro

Encargada de la redacción de las notas y de generar contenido para las diferentes plataformas del Resaltador. Feminista, popular y nacional.
Ver más notas
Enterate acá
Enterate acá

Relacionado

Enterate acá

Más de lo último