“Las inseparables”, publicarán una novela de Simone de Beauvoir

Una buena noticia en medio de una pandemia, publicarán una novela póstuma de Simone de Beauvoir: “Las inseparables”. La obra verá la luz por decisión de Sylvie Le Bon, su hija y albacea literaria. Poco antes de morir, en 1986, la escritora le autorizó a hacer lo que quisiera del manuscrito. 

Elisabeth Lacoin (Zaza) y Simone de Beauvoir en Gagnepan en 1928 (© Association Elisabeth Lacoin)

El libro saldrá en octubre en Francia, y recrea el vinculo afectivo entre Élisabeth “Zaza” Lacoin y la autora, una relación de amor y amistad entre dos mujeres jóvenes.

Se estima que estará en 2021 en los otros dieciséis países que ya han comprado los derechos, de la primera de otras ficciones inéditas de Simone de Beauvoir.

La novela fue escrita en 1954, cinco años después de su icónica obra feminista El segundo sexo. Simone, cuya frase “no se nace mujer, llega una a serlo” se convirtió en una consigna del activismo por los derechos de las mujeres, narra en primera persona la relación de dos amigas inseparables.

Las protagonistas: Élisabeth “Zaza” Lacoin es Andrée Gallard, una pequeña desconocida de pelo castaño, de ojos oscuros y brillantes que miran con intensidad, su seguridad y “habla rápida y precisa desconciertan y fascinan” de inmediato a Sylvie Lepage, el personaje que refleja de cierta manera a Simone de Beauvoir.

¿En que contexto trascurre la historia? Durante el primer cuarto del siglo XX. Dos niñas de 9 años, y una historia que abarca 12 años de vida, cuenta sobre la iniciación de una joven burguesa y católica, es una crónica de una de esas amistades adolescentes que marcan una vida.

La intelectual francesa, escribe sobre esos años, y es importante resaltar que Elisabeth Lecoin, Zaza, murió con apenas 21 años, de una encefalitis vírica, lo que ahora se denominaría meningoencefalitis. Simone dirá que la muerte de su amiga fue el precio pagado por su propia libertad.

“¿Cuál es el sentimiento innominado que, bajo la etiqueta convencional de la amistad abraza su corazón nuevo, entre el asombro y los trances, sino el amor? (…)Ella comprende rápidamente que Zaza no siente un apego similar, y que ni sospecha de la intensidad del suyo, ¿pero qué importa eso ante el deslumbramiento que significa amar?”, escrib en el prólogo Sylvie Le Bon, la hija que Simone adoptó en 1980.

Sylvie, enfatiza que la educación de las protagonistas las encorseta, no hay familiaridades, no se tutean, pero a pesar de esa reserva, se hablan como Simone no habló jamás con nadie.

Sobre su publicación, la editora del libro, Laurence Tâcu, en diálogo con el medio español El País, consideró que si solo hubiera sido un borrador, no la habría mecanografiado, es un libro acabado. Cree que era algo tan íntimo que le resultaba difícil sacarlo a la luz en vida.

“Comprendo de pronto, con estupor y alegría, que el vacío de mi corazón, que el sabor triste de mis días solo tenían una causa: la ausencia de Andrée. Vivir sin ella no era vivir”, puede leerse en uno de los fragmentos de la novela.

Fuente: La Vanguardia; El País.

×