Retiran al comisario Mielgo que intimó al periodista Andrés Ferreyra

Luego de varios días del envío de una carta documento con tono amenazante del policía al periodista, el Ministerio de Seguridad comunicó el retiro obligatorio Mielgo. La carta documento fue enviada, luego de una nota periodística en donde Ferreyra visibilizó un caso de abuso del comisario contra una ex policía.

El Comisario Mielgo fue retirado obligatoriamente de la fuerza policial.

Esta mañana, el Ministerio de Seguridad de la Provincia anunció el “pase a situación de retiro obligatorio del Crio. My. Elías Mauricio Mielgo”, quien intimó al periodista de Canal Doce, Andrés Ferreyra con una carta documento. El policía envió la carta luego de que el periodista visibilizara un caso de abuso y acoso en el que Mielgo fue denunciado.

También te puede interesar: “Por violencia simbólica, un abogado deberá capacitarse en género”

No se anunciaron medidas sancionatorias contra el comisario. A mediados de febrero, el periodista publicó una nota en donde visibilizaba un caso en el que una compañera de la fuerza denunciaba a Mielgo por acoso y abuso. En diciembre de 2018, la policía realizó la denuncia interna contra Mielgo y en febrero 2020, presentó el caso ante la justicia.

La denunciante fue dada de baja de la policía en abril de 2019 y la notificación le llegó dos semanas después, el 26 de abril de ese año, indica la nota publicada por Ferreyra. Además, se informa que pese a la acusación interna y a la denuncia judicial, el pasado 3 de diciembre de 2020, el comisario Mauricio Mielgo fue ascendido a director de la Unidad Regional Departamental Marcos Juárez.

Ante la nota publicada, el policía envió una carta documento acusando a Ferreyra de caer en “la cobardía de mentir” y exige que se retracte. “No pudo (en referencia a Ferreyra) con su hábito de conducirse con holgazanería en la búsqueda de la verdad, y una vez más, se despeñó en el irresponsable escarnio hacia mi persona”, indica un fragmento de la carta.

Luego de algunos días, y del apoyo y respaldo de periodistas hacia Ferreyra, el Ministerio de Seguridad pasó a retiro obligatorio a Mielgo. Ahora bien, ¿qué pasó con la denuncia que realizó la ex compañera del comisario?¿Cómo va a proceder la justicia?

En la policía no existe perspectiva de género

Con motivo de la situación con Andrés Ferreyra, el legislador por la UCR, Dante Rossi envió un proyecto dirigido al Ministerio de Seguridad para que se desafecte a Mielgo de su cargo, que se reintegre a la fuerza policial a la denunciante del Comisario y que se remueva a la Titular del Tribunal de Conducta policial, Ana María Becerra por su inacción.

Mielgo tomó conocimiento del proyecto del legislador y también le envió una carta documento. “Es indignante que un legislador provincial, para ganar protagonismo público, en lugar de hacerlo mediante el mérito y la importancia de su labor parlamentaria, que en su caso brilla por su ausencia, lo haga afirmando falsos hechos”, indicó Mielgo.

Generó indignación en la prensa y en la sociedad en general este accionar de un alto cargo policial. El Ministerio de Seguridad pasó a Mielgo al retiro obligatorio, pero no aplicó ninguna sanción interna. Además, el caso de denuncia por abuso y acoso sigue sin tener avances en la justicia. La impunidad del manejo de Mielgo es indignante pero la pasividad de quienes están a su cargo también.

Desde el Ministerio de Seguridad, se refirieron al “respeto a la libertad de prensa”, dejando en claro que la remoción del comisario se realizó en base al caso del periodista. Pero respecto a la denuncia por abuso y acoso solamente indicaron que: “La medida es adoptada, sin perjuicio de la prosecución de las causas judiciales en trámite, las que continuarán según el estado en que se encuentren”.

Resulta urgente la puesta en práctica de la perspectiva de género en la policía de Córdoba y en la justicia. Es tan acuciante la situación que solamente se actúa cuando un periodista es agravado (lo cual es muy grave) y no cuando una trabajadora de la fuerza policial realiza una denuncia, primero interna y, luego judicial.

Compartí la nota