Showmatch: ¿los programas de entretenimiento son inmunes a la pandemia?

Después de un año y medio, Marcelo Tinelli volvió a la televisión argentina. Lo hizo con un mega espectáculo de apertura con más de 200 figuras presentes en el estudio, lo que llamó la atención, y en otros casos generó repudio, debido a la emergencia sanitaria que atraviesa el país.

Por Agustina Bortolon

A propósito de la apertura de una nueva edición de Showmatch… ¿qué pasa con los programas de televisión y la ausencia o deficiencia de los protocolos en el momento más crítico de la pandemia por Covid-19?

Luego de no salir al aire durante todo el 2020, y a raíz del primer programa de la nueva temporada de Showmatch que se emitió el pasado lunes, donde se vieron shows musicales de baile, canto, y humor llevados adelante por cientos de artistas de nuestro país.

Pero lejos estuvo de pasar desapercibido, e instó a que surjan en las redes comentarios de muchas personas indignadas, frente a la evidente falta de protocolos y cuidados (ausencia de barbijos y distanciamiento, un estudio de televisión cerrado con más de 200 personas amontonadas); una situación completamente equiparable a las populares “fiestas clandestinas”, sólo que en un programa de televisión abierta, una suerte de “fiesta clandestina televisada”.

Te puede interesar: El Gobierno nacional prepara nuevas restricciones para este viernes

Pese a que por parte de la producción de este programa afirmaron que se realizan hisopados continuamente, que la apertura se fue grabando “por cuadros” -es decir, no estuvieron todas las personas en simultáneo en el mismo lugar- y que volvieron con el objetivo de sacarles una sonrisa a los televidentes en esta coyuntura difícil, el regreso de Showmatch no tuvo buenas repercusiones, y se fue haciendo eco en las redes; entendiendo que estamos pasando por un momento crítico por la pandemia, que atraviesa todos los aspectos de la sociedad por ende afecta de alguna u otra manera a toda la población. 

Esta situación pone sobre la mesa el debate sobre el lugar y la importancia (o no) que tienen los programas de televisión y entretenimiento en la actualidad, y cómo en ciertos casos (que acaban siendo en su gran mayoría) la falta e incluso ausencia de cuidados y protocolos se permea en la sociedad, evidenciando dos caras de una misma moneda: por un lado, la indignación del público, y por otro, el relajamiento frente a las medidas gubernamentales; con opiniones que giran en torno a “bueno, si en Tinelli están todos amontonados sin barbijo, ¿por qué yo no puedo ir a una fiesta clandestina? ¿por qué a nosotros no nos dejan juntarnos, y a Tinelli nadie le dice nada? ¡Esta gente se nos está riendo en la cara!”.

Otra clara muestra de que en la televisión muchas veces no se siguen los protocolos adecuados, es cuando los días siguientes al fallecimiento de Mauro Viale a causa del virus, en algunos noticieros, los periodistas salieron al aire con tapabocas bien colocados, en un intento de generar conciencia, pero no tuvo mayor trascendencia posteriormente.

En ese sentido, sabemos que el entretenimiento es importante y más en los tiempos que corren, donde estamos constantemente bombardeados por alarmantes noticias en relación al coronavirus. Está claro que el tema no es cancelar los momentos de ocio y esparcimiento, sino preguntarnos ¿A qué tipo de entretenimiento le damos lugar en la televisión argentina?.

Compartí la nota