Movimiento Verde Cordobés: la primera alternativa política ambiental y ecológica

El escenario hostil en el que se encuentran los ecosistemas cordobeses demanda una opción que permita creer en que, a través de los espacios de disputa de poder, se puede gestionar a favor de las luchas populares en Córdoba.

Lanzamiento del Movimiento Verde Cordobés. Foto: Víctor Hugo Alegre.

El Movimiento Verde Cordobés surge como una alternativa única en nuestro país. Se configura como la primera organización política ambientalista-ecologista que emerge desde las mismas asambleas, aquellas que mantienen vivo el fuego en diferentes frentes de lucha popular.

Puede parecer que la pandemia fue el foco que impulsó el nacimiento del movimiento, pero en realidad lo fueron décadas de lucha a lo largo de la provincia de Córdoba frente a ecocidios tales como los desmontes, fumigaciones, contaminación del agua y por el lobby empresarial-inmobiliario.

La organización surge de las y los mismos referentes de las distintas asambleas y agrupaciones autoconvocadas; muy lejos está la fragua de ONGs, intelectuales o personal académico.

La estructuración del movimiento emerge con la urgencia de crear un ordenamiento ambiental de los territorios para así, ahondando con redundancia, ordenar el ambiente en función del desarrollo sostenible.

Te puede interesar: Invitan al primer Foro Socio Ambiental en Córdoba

Córdoba posee una reconocida historia de aguante y lucha popular. Las Madres de Barrio Ituzaingó son la mayor referencia de resistencia ante el avance de las fumigaciones. Luego de su victoria, ninguna otra empresa de agrotóxicos se pudo instalar en nuestro país. Con ellas se inscriben los acampes de Monsanto, los gritos contra Porta Hnos. y muchísimos frentes en el interior provincial.

De esa cuna nace el Movimiento Verde Cordobés, quien ya ocupa un espacio de poder a través del intendente de Villa Ciudad Parque, Pablo Riveros.

Al momento, el flamante partido ha tenido buena recepción en las zonas de mayor conflicto socioambiental: Calamuchita, Punilla, Sierras Chicas y Traslasierra.

“El Movimiento Verde tiene como objetivo la disputa de poder en los espacios de poder, tales como concejos deliberantes, intendencias, la Legislatura, etcétera. No puede ser una asamblea más, las asambleas mantienen vivo el fuego en los conflictos, pero el movimiento viene a ocupar los espacios“, explicó Riveros a El Resaltador.

El intendente viene de esa cuna de la que hablábamos anteriormente. Estuvo activo en la organización de lucha “Paren de fumigar”. Desde esa experiencia de haber conseguido un cargo público es que los referentes se plantearon replicarlo en la mayor cantidad de pueblos y ciudades de la provincia.

Pablo Riveros, intendente de Villa Ciudad Parque. Foto: La Voz.

Las asambleas son autónomas

La diferenciación entre el partido y las asambleas es fundamental, dado que estas últimas se mantendrán autónomas, enfocadas en sus luchas. Solamente se adherirán al movimiento aquellas personas que deseen tener una participación de mayor militancia política.

Juan Pablo Ruiz, apoderado legal del partido, explicó que “no se absorben las asambleas. Si alguien se quiere sumar, puede hacerlo pero las asambleas son autónomas, son partes del tejido de luchas”. Al mismo tiempo aclaró que el trabajo dentro de las agrupaciones populares continuará. “En todo lo que hagan las asambleas participaremos activamente. Como uno más. No queremos utilizar las asambleas”, detalló.

En ese sentido, el abogado Medardo Ávila Vázquez, referente del movimiento, explica que “esas poblaciones de afectados ambientales adquieren, más temprano que tarde, una conciencia ecológica y política“.

“No es fácil pasar de la resistencia en el movimiento social a la lucha política, la militancia ambiental tiene una profunda desconfianza en la ‘política’. Su experiencia se construyó enfrentando intendentes, gobernadores y presidentes que promueven y defienden a capa y espada el extractivismo, funcionarios que se comportan como un gerente más de las empresas y son reflejo de un poder del estado instrumental al extractivismo. Pero hoy la crisis ambiental nos ubica en un lugar que nos obliga a considerar que llegó el momento de desbordar los límites de los reclamos sociales y sectoriales para construir una alternativa política en nuestra provincia, la urgencia de la crisis ambiental nos lo exige.

Medardo Ávila Vázquez

Por si te lo perdiste: Expertos alertan sobre el “potencial tóxico” del Lago San Roque

Una idea federal

Desde el Movimiento, sostienen que la alternativa que promueven es, además de ambiental, local y federal. “Creemos que es momento que las alternativas populares de córdoba decidan su política, su estrategia y su articulación en Córdoba y no en Buenos Aires”, explica Ruiz.

Nuestra provincia cuenta con una larga tradición federal de movimientos y luchas que han dado lugar a revoluciones populares: la Reforma del 18, el Cordobazo, entre otras. Es por eso que desde la organización política entienden la necesidad de recuperar ese lugar en el proceso actual.

La Constitución cordobesa

Desde el Movimiento Verde sostienen la necesidad de reformar la Constitución provincial porque consideran que atenta contra la división de poderes del Estado.

“Como movimiento necesitamos urgente una reforma constitucional. Necesitamos reformar esta Constitución ‘pinochetitsta‘ que nos dejo De la Sota, que es neoliberal y favorece el agronegocio. Subordina a los poderes públicos al poder del gobernador. No hay tres poderes independientes, sino que están alineados verticalmente. Necesitamos construir otro modelo de Estado”, denuncia Ruiz.

En ese mismo sentido se expresa Ávila Vázquez diciendo que la Constitución instaura “una democracia de baja intensidad donde el partido que gana se apodera de la suma del poder público porque tiene mayoría en la Legislatura o Consejos municipales”.

“Claramente Córdoba necesita otra política ambiental y otra institucionalidad democrática, es urgente reformar la constitución provincial para abrir canales de participación para todos los cordobeses. La destrucción ambiental avanza con la democracia mínima del cordobesismo“, cierra el abogado.

Te puede interesar: Greenpeace: el frente del Mar Argentino está “sitiado” por barcos extranjeros

Construcción desde el feminismo

El Movimiento Verde sostiene desde sus bases que deben “recostarse también sobre experiencias de construcción/decostrucción que el feminismo viene produciendo en la sociedad”.

Entender el avance del ser humano por sobre la naturaleza es entender también que la planificación de pueblos y ciudades se han hecho desde una perspectiva centro-fálica sellando los cimientos del patriarcado y la propiedad privada.

Lanzamiento

Si bien el cargo de Pablo Riveros como intendente de Villa Ciudad Parque es una realidad, la ambición del partido va más allá.

“Por ahora decimos que no es el año para poder presentarnos. Nuestro objetivo es 2023 copar comunas e intendencias. Hay una agenda ambiental que nos urge el lanzamiento, pero no es el año”, indican desde el Movimiento en referencia a que en 2021 se llevarán a cabo las elecciones legislativas.

Compartí la nota