El Senado será verde o la historia lo juzgará

Se aproxima una nueva chance para erradicar al aborto clandestino de la historia argentina.

Por Emi Urouro

Faltan siete días para que el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) sea tratado en la Cámara Alta. En una semana sabremos si quienes representan al pueblo escuchan sus reclamos.

Este 29 de diciembre debería teñirse de verde, del color de la legalización y despenalización del aborto. Esta práctica, realizada en condiciones de riesgo, atenta contra la vida y salud de las mujeres y personas gestantes.

La clandestinidad mata, los abortos existen, son una problemática de salud pública, por lo tanto, el Estado debe acompañar a quienes deciden interrumpir un embarazo, a quienes deberían poder elegir de manera libre e informada que hacer con su propio cuerpo.

Esto no pasa. No hay una ley que reglamente la práctica del aborto, más allá del no punible por causales. El Estado no existe para las mujeres y personas gestantes que han tomado la decisión de abortar, y no saben a donde acudir. Ante la falta de acompañamiento, se someten a intervenciones riesgosas.

Los datos, por ahora, muestra un Senado que prefiere la práctica clandestina, que prefiere perpetuar y aumentar esta problemática de salud pública.

Según el registro de Economía Feminita, hasta el momento, 33 senadores y senadores votarían a favor de la IVE, 34 en contra, contabilizan 1 abstención y 4 votos sin datos o indefinidos.

Números, números que varían para un lado u otro según avanzan los días. Puse el registro de ese medio compañero a modo de ejemplo, quiero resaltar que las expectativas del movimiento feminista siguen altas, porque sabemos de lucha, de compañerismo, de sororidad.

Otras cifras que reflejan la urgencia de conquistar este derecho, son las difundidas por la Campaña: En Argentina se realizan aproximadamente 54 abortos por hora, es decir 1.300 por día. Por año se calcula que la cifra oscila entre 370.000 y 520.000.

¿Todavía se duda de la magnitud del problema? ¿Triunfará el patriarcado en el Senado o se ampliarán los derechos para personas gestantes?

La marea verde no para, crece, aumenta, lucha, por quienes perdieron la vida por abortos en condiciones de riesgo y por quieren exigen la autonomía de sus cuerpos. Esa lucha ya está ganada, pero sin una ley el problema persiste.

Nos dirigimos directamente a senadores y senadoras, les pedimos, les exigimos que escuchen a las pibas y diversidades, a las militantes históricas, a las familias que perdieron personas por la clandestinidad.

Quisimos saber como piensan las personas gestantes que siguen a este medio, quisimos saber que le dirían a legisladores y legisladoras para este 29 de diciembre.

“Qué piensen en todos los estratos sociales”; “Que se deconstruyan. Las religiones y cuestiones personales no les permiten pensar en el pueblo”; “Que procuren lo que quiere y necesita el pueblo, porque son nuestros representantes”.

Crédito: @CampAbortoLegal

Las respuestas nos conmovieron, porque son las nuestras, las de nuestras amigas y amigues, hermanas y hermanes, son las palabras de la lucha colectiva, del anhelo por este derecho que nos falta.

Los mensajes para el Senado con claros: “Que saquen a Dios de sus discursos”, es una de las ideas que más se repite, reflejó de las exposiciones que se dieron en la Cámara Baja.

La comunidad Resaltadora está comprometida con la causa. Sus mensajes así reflejan, y señalan las actitudes criticables de las y los representantes.

En relación al punto anterior, compartimos los siguientes textos“Que se informen antes de opinar. Que sean empátiques con las mujeres y personas gestantes”; “Qué pongan en la balanza a una persona ya formada y a un cúmulo de células que no siente”; “Que le den la posibilidad de elegir a todas las mujeres de forma segura. Que nos den libertad”.

Votar a favor de políticas públicas y de la posibilidad de elegir la maternidad libremente, que escuchen, que voten con consciencia, que estén a la altura, que piensen más allá de sus privilegios…fueron otras respuestas que recibimos a nuestra consigna para interpelar a senadoras y senadores.

Es ahora Senado. Será ley o la historia se encargará de juzgarlos ¿Serán las y los representantes que ampliarán derechos o serán quienes condenen a la clandestinidad a las personas que deciden abortar?