22 de Julio: Día Internacional del Trabajo Doméstico

22 de Julio: Día Internacional del Trabajo Doméstico

En el Segundo Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, realizado en 1983, se creó el Día Internacional del Trabajo Doméstico. El objetivo fue reconocer la contribución de las mujeres en las tareas del hogar, actividades discriminadas y sin retribución económica.

Respecto al trabajo informal, que incluye las actividades de las amas de casa, el movimiento feminista se ha manifestado por su retribución económica, y por la distribución equitativa de tareas domésticas, que en su mayoría son realizada por mujeres.

En Argentina, los varones ganan un 29% más que las mujeres en ámbitos laborales, según el Boletín de Estadísticas de Género del año 2017, creado por el Instituto Nacional de Mujeres. Uno de los factores fundamentales de esta diferencia, es la diferencia en el tiempo que dedican cada uno al trabajo doméstico no remunerado. 

Si se analiza la población inactiva del país, las estadísticas revelan que el 25,4% de las mujeres se dedican al trabajo no remunerado y a tareas de cuidado. Solo el 3,9% de los hombres se encuentran en la misma situación laboral.

Es decir, según el boletín oficial del instituto, la cantidad de horas dedicadas, en promedio, al trabajo doméstico no remunerado por parte de las mujeres, duplica el de los varones. En síntesis a mayor cantidad de horas dedicadas al trabajo no remunerado, menos tiempo para dedicar al trabajo remunerado.

Es fundamental reconocer la desigual distribución ocupacional, y de trabajo pago. Según los últimos datos del INDEC, las mujeres destinan 6 horas promedio al trabajo doméstico, y a esa actividad muchas veces hay que sumar un trabajo fuera del hogar, remunerado, formando una doble jornada laboral.

Por Emi Urouro