Sobreprecios, críticas al Ministerio de Desarrollo y la palabra del Presidente

Las críticas hacia el Ministerio de Desarrollo apuntan a una corrupción. Desde el Gobierno, confían en Daniel Arroyo y sostienen que se debe al comportamiento de las empresas con el Estado argentino.

Este lunes se desató la polémica en la órbita nacional por el precio que pagó el Gobierno por alimentos para la asistencia social. Según detalló el Ministerio de Desarrollo en el Boletín Oficial, se gastó $574 millones en aceite, arroz, azúcar, fideos y lentejas.

El problema fue principalmente por el precio de costo que tenían los productos: el ministerio pagó $157,80 el 1,5 L de aceite, mientras que el aceite Cada Día, que está dentro de los Precios Cuidados, está a $121. Ese mismo sobreprecio se registró en productos como el azúcar y los fideos.

Te puede interesar: Refuerzan los canales de atención para personas con adicciones.

Cuando la noticia trascendió, las redes se llenaron de críticas hacia Daniel Arroyo, titular de la cartera de Desarrollo. Incluido el referente de la UTEP y el MTE, Juan Grabois:

El tuit de Grabois contra el precio pagado por el Gobierno.

Como era de esperarse, Arroyo tuvo que salir a aclarar la situación y lo hizo desde su cuenta de Twitter. El ministro contó que llamó a licitación a distintas empresas de comestible para comprar productos para los comedores ya que “la asistencia pasó de 8 a 11 millones de personas“.

En ese marco, contó que en dos de los productos adquiridos por el Gobierno, hubo sobreprecios: en el aceite y en el azúcar.

Ante la necesidad de llegar a comedores y merenderos con esos productos que forman parte de la canasta básica, se decidió realizar la compra”, justificó Arroyo y sostuvo que “todas las compras fueron realizadas bajo la supervisión de la SIGEN, el Instituto Nacional de Alimentación y de acuerdo a las normativas realizadas por el decreto 260/2020 COVID-19“.

El respaldo del Presidente

Anoche, Alberto Fernández fue entrevistado por Joaquín Morales Solá en el programa Desde el Llano, por TN. Durante el diálogo, Morales Solá le consultó al presidente sobre lo sucedido en el Ministerio de Desarrollo.

Sin titubeo, Fernández respaldó a Arroyo y dijo que no duda de su honestidad. No obstante, contó que lo “más le preocupó” fue que “estas empresas se plantaron y no quisieron bajar los precios, y que él tuvo que enfrentar el dilema de alimentar a la gente o pagar esos precios, y eligió alimentar a la gente“.

También explicó que con lo sucedido había quedado expuesta la “cartelización” de los mercados y aclaró que en este caso “todavía no se pagó”, por lo que las compras que no cumplan con el nuevo tope “tendrán que ser revisadas para que respeten los precios máximos”. “No puede ser que alguien se le plante al estado en esta situación”, enfatizó antes de asegurar que “no lo voy a permitir”.

Lo que vale destacar es que la compra que realizó Arroyo es a pagar a 90 días. Y, por una decisión administrativa de la jefatura de Gabinete que encabeza Santiago Cafiero, a partir de ahora el tope para cualquier compra serán los precios máximos, por lo que incluso se revisarán las licitaciones que todavía no fueron ejecutadas y que superen ese tope.

Restará saber qué sucederá con los productos que fueron comprados y facturados a precios superiores de los que fija el Gobierno nacional.

Por Cristian Dominguez

×