Mientras Biden apoya la liberación de patentes, la UE se dispone a dialogar y las farmacéuticas lo repudian

Esta semana, el debate sobre la suspensión de patentes para las vacunas contra el coronavirus lo encabezan el presidente estadounidense Joe Biden, la Unión Europea y las farmacéuticas. Con opiniones dispares, la posibilidad de llegar a un acuerdo se encuentra aún distante.

Mientras el presidente de Estados Unidos -Joe Biden- apoya la suspensión de las patentes para las vacunas contra el coronavirus, la Unión Europea se dispone a dialogar al respecto. En la otra vereda están las farmacéuticas que critican los dichos del mandatario y lo catalogan como “una solución simplista y equivocada”.

Vayamos por partes, empezando por la postura de Biden. Entre sus dichos, instó a que se acelere la discusión en la Organización Mundial de Comercio. Ayer, el mandatario estadounidense manifestó el apoyo de todo el gobierno frente a la renuncia a las protecciones de propiedad intelectual para las vacunas contra el coronavirus. Resulta sorpresivo el discurso del presidente, e incluso genera repudio entre las empresas farmacéuticas y las potencias mundiales, que rechazaban esta iniciativa.

“Se trata de una crisis sanitaria mundial, y las circunstancias extraordinarias de la pandemia de Covid-19 exigen medidas extraordinarias. El Gobierno cree firmemente en las protecciones de la propiedad intelectual, pero, en aras de poner fin a esta pandemia, apoya la exención de esas protecciones para las vacunas contra el covid-19”, expresó la representante comercial estadounidense Katherine Tai, en apoyo a lo que dijo Joe Biden.

La exención ha sido propuesta principalmente por India y Sudáfrica en el seno de la Organización Mundial de Comercio. En este contexto, la OMC instó a los países que lo conforman para que analicen esta posibilidad. Como este organismo actúa por consenso, necesita que los 164 miembros estén de acuerdo para flexibilizar temporalmente las reglas que protegen la propiedad intelectual de las vacunas contra el coronavirus.

“Los miembros deben compartir sus vacunas, aquellos que han pedido más de lo que realmente necesitan deben compartir con otros. Ya sea a través de la instalación de Covax u otros mecanismos. Aquellos que tienen materias primas deben permitir que estas fluyan a través de las cadenas de suministro. Para que todos los que puedan fabricar puedan aprovecharlas”

Ngozi Okonjo-Iweala, directora de la OMC.

Te puede interesar: “¿Cómo afectan a la salud las problemáticas socioambientales? Parte 2”

¿Cuál es la posición de la Unión Europea?

Después de conservar una postura en contra de la liberación de patentes, la Unión Europea se dispuso a escuchar los últimos dichos de Biden y cambió rotundamente su opinión al respecto. Sobre este tema, los líderes de la UE mantendrán un primer debate en la cumbre informal de Porto (Portugal) este viernes y sábado. Hasta el momento, el organismo europeo se había mantenido firme en su postura, entendiendo que la OMC era lo suficientemente flexible como para lidiar con el problema, sin tener que suspender la propiedad intelectual como reclaman países como India o Sudáfrica.

¿Qué dicen las farmacéuticas?

Desde la Federación Internacional de Fabricantes y Asociaciones Farmacéuticas (IFPMA) dijeron que los dichos de Biden son “decepcionantes”, tildando a la propuesta como “una solución simplista y equivocada”, luego de las “pérdidas” que tuvieron varios laboratorios en la bolsa de valores. Para la federación, la iniciativa que sugiere Biden “no aumentará la producción de dosis” e incluso “puede llevar a la desorganización”.

Como contrapropuesta, las farmacéuticas afirman que deben barajarse otras opciones “como la eliminación de barreras comerciales. O de cuellos de botella en el suministro de materias primas y otros ingredientes”. En definitiva, afirmaron que “está completamente a favor de garantizar que las vacunas se compartan de forma rápida e igualitaria en todo el mundo. Pero una suspensión (de patentes) es una solución simplista y equivocada a un problema muy complejo”.

Compartí la nota