La prohibición de despedir empleados y la doble indemnización fueron prorrogadas

Esta decisión se extenderá por 90 días más y el principal motivo es la “emergencia pública, establecida por la cuarentena obligatoria, para contrarrestar el coronavirus”.

Por 90 días más, se prorrogará la prohibición de despidos y la doble indemnización en Argentina. La decisión se enmarca en el estado de “emergencia pública en materia económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, tarifaria, energética, sanitaria y social establecida por la cuarentena obligatoria para contrarrestar el coronavirus”.

Así, las empresas privadas no podrán despedir a sus trabajadores sin justa causa. Tampoco podrán hacerlo por “razones de fuerza mayor” ni por disminución en la demanda laboral. En tiempos de pandemia y cuarentena, numerosas empresas han reducido sus actividades y pueden darse despidos masivos, esta prorroga se encarga de prohibirlos.

Se trata de la tercera prórroga en este contexto. La disposición salió el 1 de abril. tuvo su primera extensión el 1 de junio y luego el 1 de diciembre del año pasado. Como estaba por finalizar el 29 de enero próximo, el gobierno nacional decidió aplicar una nueva prórroga.

Te puede interesar: “Rechazan el primer planteo de inconstitucionalidad contra la ley de aborto”

El gobierno propone medidas para ayudar a las empresas

“La pandemia de Covid-19 ha producido una merma considerable en la actividad económica a nivel mundial, de la que nuestro país no se encuentra exento. Por lo cual se entiende necesario y conveniente -más allá de las particularidades de cada región-, prorrogar la normativa existente respecto de la prohibición de despidos”, expresó el gobierno en la última prórroga.

Cuando el gobierno dispuso la prohibición de despidos, fundamentó que esta decisión forma parte de una “serie de medidas que tienen como objetivo ayudar a las empresas a sobrellevar los efectos de la emergencia”.

Entre esas medidas se incluyen la “postergación o disminución de diversas obligaciones tributarias y de la seguridad social. La asistencia mediante programas específicos de transferencias de ingresos. Para contribuir al pago de los salarios y la modificación de procedimientos para el acceso a estos beneficios”.

Para el gobierno, es “indispensable continuar garantizando la conservación de los puestos de trabajo por un plazo razonable, en aras de preservar la paz social. Y que ello solo será posible si se transita la emergencia con un diálogo social en todos los niveles. Y no con medidas unilaterales de distracto laboral, que no serán más que una forma de agravar los problemas que el aislamiento social, preventivo y obligatorio procura remediar”.

Compartí la nota