El acuerdo con China se posterga hasta noviembre

Así lo informaron desde el ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Exterior y Culto de la Nación. Esto se debe a la intención de incorporar un nuevo artículo al acuerdo, el cual contemple leyes ambientales. Igualmente, los reclamos de los activistas continúan.

Fuente: Tomo Medina

Según el ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Exterior y Culto de la Nación, la firma del acuerdo con China se postergará para noviembre. Esta decisión radica en la intención de incorporar un nuevo artículo al acuerdo. El mismo estaría orientado a asegurar “el respeto de las leyes de protección ambiental, los recursos naturales y la bioseguridad”.

Esta decisión parece basarse en el reclamo de los activistas, aunque sus convocatorias siguen vigentes. Desde la cuenta de Twitter de la Cancillería anunciaron que la firma del memorándum de Entendimiento con China no será el 1 de septiembre como estaba previsto.

“Hemos incorporado especialmente al Memorándum de Entendimiento con China un artículo donde se asegura el respeto de las leyes de protección ambiental, los recursos naturales y la bioseguridad. Por eso, su firma se atrasará hasta noviembre”, se informó desde las redes sociales de la Cancillería.

Te puede interesar: “La foto de las bomberas que nos llena de orgullo”

Fuente: Tomo Medina

Con postergación o sin ella, el impacto ambiental existe

El colectivo de activistas por el ambiente y los derechos de los animales se agrupó bajo el hashtag #bastadefalsassoluciones. Como mencionamos anteriormente, sus convocatorias alrededor del país continúan “contra la explotación animal en repudio al acuerdo de las granjas industriales de cerdos”.

En líneas generales, el proyecto propone la exportación de cerdos al país asiático, generando así una mayor producción en el sector y consecuentemente un aumento en las exportaciones del mismo. Según explican en el acuerdo, el aumento de la producción respetaría las leyes ambientales, lo cuál es cuestionado por los activistas.

Así, se prevé producir 882.000 toneladas de carne adicionales, que tendrán como destino el mercado chino por US$ 2.500 millones. Adicionalmente, se dice que esta nueva producción generaría 9.500 puestos de trabajo, todo a costa de una mayor explotación animal.

Según la Fundación Ambiente y Recursos Naturales, la carne porcina es la más consumida a nivel mundial y China representa el 50% de esa cifra. Al aumentar la producción de carne porcina, se necesitarían mayores cantidades de agua potable, soja y maíz para alimentar a los cerdos. Además, las emisiones de gases de efecto invernadero también aumentarían.

Así, cuesta creer que esta decisión contemple estudios previos de impacto ambiental.

×