Durante el último año del gobierno de Macri la pobreza subió seis puntos

Actualizado: 27 febrero, 2020

Un informe del Observatorio de la Deuda Social Argentina (ODSA) de la Universidad Católica Argentina (UCA) reveló que la pobreza subió seis puntos en el último año del gobierno de Macri.

ollas populares

El estudio, titulado “La pobreza más allá de los ingresos. Informe sobre pobreza multidimensional 2010-2019”, se basó en una metodología de medición, que registra la situación de los ingresos de los hogares así como las condiciones en que se encuentran frente a derechos como el acceso a la alimentación y la salud, servicios básicos, vivienda digna, medio ambiente, educación, empleo y seguridad social.

¿Qué descubrieron? Que un 37,5 por ciento de la población urbana -unas 15.750.000 personas- se encontraba en situación de pobreza multidimensional a fines de 2019.

El porcentaje del párrafo anterior, refleja un crecimiento de seis puntos en el índice de pobreza multidimensional respecto de 2018, cuando se encontraba en 31,4 por ciento, y representa una suba de 8 puntos desde 2010, cuando estaba en 29,7 por ciento.

¿Cuánto varió la cifra de pobreza multidimensional entre 2010-2019?, según el informe los porcentajes son: 29,7 al inicio de la serie; 24,8 en 2011; 24,4 en 2012; 25,5 en 2013; 26,5 en 2014; 27,2 en 2015; 29,2 en 2016; 26,7 en 2017; 31,4 en 2018 y 37,5 en 2019.

Agustín Salvia, el director del ODSA, explicó, en dialogo con Télam, que en el informe se analiza la evolución de las condiciones materiales de vida de la población urbana en la Argentina a partir de un enfoque multidimensional fundado en derechos.

La investigación de la UCA, registró mejoras sustanciales en el acceso a una vivienda digna y a un medio ambiente saludable , pero se observó un deterioro, marcado a partir de 2016, en las dimensiones alimentación y salud, y en el acceso al empleo y la seguridad social, aspectos ligados de manera directa a los ciclos económicos.

Por ejemplo, la cifra en las dimensiones alimentación y salud se ubicaba en torno al 19% para el año 2015, pero a partir de 2016 las condiciones de privación comienzan a incrementarse hasta alcanzar al 26,6% de los hogares en 2019.

“Esta evolución se explica desde 2016 por las dificultades para el acceso a medicamentos y a la atención médica, y desde 2018 por el incremento de la inseguridad alimentaria severa, en un contexto de fuertes incrementos de los precios de medicamentos y alimentos y descenso del consumo en términos generales”, explica el documento.

Por último, resaltamos un dato recolectado por el equipo técnico del ODSA: La pobreza estructural asume una tendencia decreciente tras 2010, permaneciendo en niveles cercanos al 16% hasta 2015; y a partir de 2016 comienza una etapa en la que experimentó un incremento sostenido -con excepción de 2017-, al llegar al nivel más alto de la serie en 2019, alcanzando a un 21% de la población.

 Fuente Télam

Compartí la nota