Claves para entender la reforma jubilatoria en Córdoba

Ajuste en los futuros jubilados, nuevos cálculos, aportes solidarios, entre otras reformas en el sistema previsional aprobó ayer la Legislatura en un trámite “exprés”.

La iniciativa busca “fortalecer la solidaridad y sostenibilidad de la Caja de Jubilaciones” de la provincia.

Por Cristian Dominguez

Con el objetivo de apaciguar los números en rojo en el sistema previsional de la Provincia, la Legislatura de Córdoba sancionó en la noche de este miércoles una amplia reforma del régimen de jubilaciones. El proyecto fue presentado un día antes por el mismo gobernador, Juan Schiaretti.

Según los fundamentos del proyecto, la iniciativa busca “fortalecer la solidaridad y sostenibilidad de la Caja de Jubilaciones” de la provincia. Sin embargo fue duramente criticado por los bloques opositores, gremios y hasta rechazado por dos legisladores de Hacemos por Córdoba.

Te puede interesar: “Confirman 474 casos nuevos de coronavirus en el país: dos en Córdoba”.

¿Qué dice el proyecto?

El proyecto por un lado indica que no habrá modificaciones en el cálculo de los haberes de docentes, policías, equipos de salud, trabajadores del escalafón general y de quienes ganen hasta 68 mil pesos mensuales.

El punto anterior también abarca a municipales, empleados de Bancor, judiciales, funcionarios y legisladores, aclararon.

Además, el proyecto prevé que ningún jubilado provincial ganará menos de lo que percibió en abril.

A su vez, define el aumento de la jubilación mínima a $ 17.000 y “garantiza que ningún jubilado cordobés que tenga un solo ingreso cobre menos de $25 mil”. Además extiende el plazo de cobertura de la pensión de los hijos que estudien hasta los 23 años (hoy es hasta los 18).

Nuevos cálculos

En el caso de los nuevos jubilados y pensionados, es decir los actuales activos, se propone una armonización con la Nación del período para calcular el haber inicial: “la base de cálculo se efectuará sobre el promedio actualizado de las últimas ciento veinte (120) remuneraciones con aportes a la Caja, es decir, sobre los últimos diez (10) años de actividad del afiliado”.

En tanto, la iniciativa contempla que los nuevos pensionados pasen a percibir el 70 por ciento del haber que percibía el jubilado fallecido (actualmente perciben el 75). Además se eliminaría el beneficio de pagarle al pensionado el 100 por ciento del haber durante el primer año.

Por otro lado, para los jubilados y pensionados actuales y futuros, se propone que pasen a cobrar cobrar el 82 por ciento del sueldo neto del aporte personal, sin incluir otro tipo de aportes, como los patronales. 

No impacta sobre el 85% de los beneficiarios (a quienes ya se les aplica ese criterio), pero sí sobre los restantes (como magistrados, legisladores, funcionarios y trabajadores municipales), que son los de más altos ingresos. Pero la medida –dijeron- “se implementará gradualmente” y “nadie cobrará menos de lo que cobró en abril”.

Ajuste

El proyecto oficial prevé que los aumentos que perciben los activos se trasladen a los pasivos al mes siguiente al que la Caja percibe el ingreso efectivo de los aportes. Se estima que la movilidad del diferimiento sería de dos meses. Es decir que si tuvieran que percibir un aumento en enero, lo verían reflejado en marzo.

Además, se impone un límite a la compatibilidad de beneficios, al establecerse un “aporte solidario” del 20% para titulares de más de un beneficio previsional, o que perciban otro ingreso remunerado, en caso de que la sumatoria de ambos ingresos sea mayor al equivalente a seis haberes previsionales mínimos ($ 102.000).

En otro punto que armoniza con el sistema nacional, la propuesta indica que se elevará la edad jubilatoria de los jueces de 60 a 65 años.

Críticas

La oposición, junto a sectores sindicales y políticos locales, se posicionaron en contra de esta reforma. Por la mañana, en su cuenta de Twitter, el diputado nacional Mario Negri expresó: “El kirchnerismo le impone a Córdoba la refomra jubilatoria que quería CFK: armonización, diferimiento de aumentos y reducción del haber inicial. Todo junto. Lo advertí: los niveles de endeudamiento y del gasto eran una bomba de tiempo”.

¿Reforma jubilatoria y recortes en el momento más complejo? No es por acá y menos que menos, de manera exprés. Queremos ayudar a la provincia, lo venimos diciendo; pero contra los jubilados, no. Insisto: la solidaridad le tiene que ganar a los privilegios. No se puede tomar una decisión a las apuradas, en soledad y sin consensos profundos. Incluso, propusimos en campaña el 82%, pero acá no hay voluntad. ¿Saben qué? Este recorte es una decisión más que toman y no explican. Aún no sabemos qué pasa con la crisis sanitaria y económica”, sostuvo Ramón Mestre, ex intendente de Córdoba, en la misma red social.

Por su parte, la CGT Rodríguez Peña, la CTA Autónoma y la CTA de los Trabajadores rechazaron “la maniobra artera” del Gobierno cordobés, se declararon “en estado de conflicto” y anticiparon que pedirán la inconstitucionalidad de la ley en la Justicia.

Soledad Díaz García, legisladora del Frente de Izquierda, también criticó la nueva norma: “Se quiere proceder a varios recortes de los haberes. Por un lado se impulsa un quita directa del 6% para todos los jubilados pasando de pagar el 73% al 67%; pero además la base del cálculo se establece sobre los haberes de los últimos diez años, es decir que el recorte será superior. Con esa medida se avanza también en el desenganche, habilitando con el paso del tiempo un brecha superior entre los activos y los pasivos. También se ataca las pensiones y se postergan el pago de los aumentos”.

Compartí la nota