Carlos Paz en alerta por dos nuevas Áreas Naturales Protegidas

Actualizado: 24 abril, 2021

Desde el Consejo de Planificación Urbano Ambiental (CPUA), se ha propuesto la creación de dos áreas protegidas que coinciden con la legislación provincial. Este viernes se presentó el proyecto.

Este viernes a las 18:30, desde la Asociación de Amigos del Río San Antonio (ADARSA) presentaron un nuevo proyecto ambiental durante el Foro Urbano Ambiental. Se trata de una iniciativa a elevar frente al Consejo de Planificación Urbano Ambiental (CPUA) sobre nuevas áreas de conservación dentro del ejido municipal de Villa Carlos Paz. Otra organización que forma parte del CPUA e impulsa este proyecto es el Centro de Profesionales de Ingenieria y Arquitectura (Cepia).

En diálogo con Laura Colladon, representante de Adarsa en el CPUA, profundizamos sobre el proyecto en sí mismo. La intención es presentar una iniciativa que luego pase al legislativo y al ejecutivo municipal de Villa Carlos Paz. Será para crear dos áreas protegidas, una de ellas comprende el Área del Oeste (APO) que coincide con la zona roja de la Ley Provincial 9.814 de Ordenamiento Territorial.

Te puede interesar: “Cuerpo-Territorio, ¿Cómo afectan a la salud las problemáticas socioambientales?”

¿Cuáles serían las nuevas áreas protegidas?

Por otro lado, el Área Protegida de los Arroyos (APA), que coincide con la Ley Provincial 10.355. Esta disposición declara “de interés público la protección ambiental y el uso óptimo, responsable y racional de los recursos naturales en todas sus variantes, conforme los artículos 240 y 1970 del Código Civil y Comercial de la Nación”. Concretamente, la normativa hace referencia al “espacio físico o franja de terreno colindante a todo curso de agua, a partir de la línea de ribera de que se trate y extendido hasta los treinta y cinco metros contados desde esa base.”

También hay zonas arqueológicas que están por fuera de la zona roja que contempla la ley de bosques, pero que igualmente serían protegidas por este proyecto. Esto último será trabajado de ahora en más, ya que se necesitan otras ordenanzas para seguir ahondando en el tema. Tras un estudio geomorfológico, biótico y arqueológico pedido por ADARSA, se pudo saber con exactitud dónde están las zonas arqueológicas más importantes del territorio. Así como el estado de conservación de la flora.

Compartí la nota