Científicos advierten la presencia de algas tóxicas en diques y lagos de Córdoba

Científicos advierten la presencia de algas tóxicas en diques y lagos de Córdoba

Investigadores cordobeses, detectaron la presencia de algas tóxicas en diques y lagos de Córdoba. Recientes estudios de un laboratorio dependiente de la UNC, advierten sobre el deterioro del agua del dique San Roque y Los Molinos debido a la presencia del alga microcystis generadora de una toxina calificada como “grave”. Hubo un aumento del 200% de este tipo de organismos en los últimos 2 años.

El agua del dique Los Molinos se está deteriorando más rápido que lo que tardó en empeorar el agua del dique San Roque. Así lo afirmó a Hoy Día Córdoba, el químico de la UNC Exequiel Di Tofino, quien se encuentra investigando las cuencas hídricas de la Provincia, alertando sobre el mal estado de las aguas.

También te puede interesar: Vecinos de Punilla denuncian ataques por enfrentar desmonte ilegal

A su vez, otra de las conclusiones es la presencia de un alga tóxica en grandes cantidades: se trata de la microcystis, la cual genera la microcystina, una toxina calificada como “grave”. “Las mediciones demuestran un marcado deterioro de las condiciones del agua de estos diques y una proliferación cada vez más acentuada de todo tipo de algas, bacterias y algunas variedades de especies fúngicas”, señaló Di Tofino a Hoy Día Córdoba.

El problema radica en que, según la composición del agua actual con la presencia de la microcystina, los métodos convencionales de potabilización han quedado desactualizados. Por ejemplo, se advierte que la toxina, en lugar de desaparecer mediante el hervido de agua, potencia su toxicidad. Inclusive los filtros de agua no retienen la toxina. 

Di Tolfino explicó que la contaminación química de las aguas, es la principal causa de la aparición del alga. La deforestación, los desagües clandestinos y los efluentes cloacales que desembocan en las cuencas representan el origen de esta contaminación. ““Existe entre 50 y 100 unidades del organismo por litro de agua relevada”, indicó el investigador en referencia a la microcystina que aumentó su presencia en el agua en un 200% en lo últimos dos años.

La toxina afecta principalmente al nervio óptico y a nivel gastrointestinal, y puede ser absorbida por piel además de por ingesta. Otro de los puntos que resaltó el investigador es la presencia de glifosato y agroquímicos en las aguas de los diques.

El problema de la contaminación de los diques San Roque y Los Molinos, es que el primero provee el 70% del agua que utiliza la población de Córdoba Capital principalmente en la zona norte, mientras que el segundo provee el 30% restante.