Traslasierra: Juicio a Jesús Agüero imputado por reducción a la servidumbre

El lunes 2 de agosto comenzaron las audiencias del juicio que tiene imputado a Jesús Agüero , imputado por violencia de género con reducción a servidumbre. La Mesa de trabajo por los DDHH de Traslasierra y de La Paz, El espacio sin Violencia de Villa de las Rosas y Traslasierra Sorora, se hacen presente en los tribunales de Villa Dolores, para apoyar a la denunciante.

En la primer audiencia, el abogado defensor Eduardo Cúneo, cuestionó la privación de libertad de Agüero, ya que lo considera como un pronóstico de condena. Según informó María Luque -miembro de Mesa de trabajo por los DDHH de Traslasierra- Cúneo expresó que la violencia de género es un tema que llega hasta las plataformas electorales, por ese motivo el abogado cree que estos delitos se quieren poner en la hoguera.

Jesús Agüero es acusado de cometer treinta delitos– diferentes tipos de violencia – su abogado argumentó que entre estos y la reducción a servidumbre no existe una continuidad y planteó que del uno al veintitrés son delitos prescritos. El fiscal Cuello sostuvo Que la reducción a servidumbre es delito de los considerados continuos.El tribunal decidió no hacer lugar a lo planteado por el defensor.

Durante la audiencia del lunes, se leyeron todas las violencias sufridas por la denunciante desde el año 1996 hasta mayo de 2018. Quienes estaban en la sala oyeron los treinta y cinco delitos que van desde violencia verbal, física, psíquica, económica y moral. Estos crímenes concluyen con la prisión preventiva del imputado, ya que no obedeció la restricción que tenía de acercamiento a sus dos hijos y a su esposa, según informó Luque.

El lunes -por primera vez- la denunciante relató lo sucedido, ante la justicia. Al mediodía retiraron de la sala al acusado y sus familiares, para que la mujer pudiera dar su testimonio sin ningún inconveniente. Mari Luque resalta el accionar del fiscal y del juez, ya que revelan perspectiva de género en el ámbito judicial, y contienen a la víctima para que esta pueda contar su experiencia.

En el estrado repetía que le daba vergüenza tener que contar lo que vivió, muchas veces no pudo diferencias entre una golpiza y otra, explicó que todas eran similares. Contó que sus hijos presenciaron todos estos ataques, su hija intentaba detenerlo y su hijo se escapaba para no ver esa violencia.

El martes 3 de agosto se realizó la segunda audiencia.  Luque, representando a La Mesa de trabajo por los DDHH de Traslasierra y de La Paz, registró nuevamente el proceso judicial. Ayer la denunciante contó porque llevó su caso ante la ley, siempre quiso hacerlo. Agüero la provocaba, le decía que si lo acusaba, él iba a salir y matarla.

Ayer la mujer respondió más preguntas, el juez quiso saber cuantos meses el acusado la golpeada, y ante la sala respondió que no eran meses, que a veces el imputado la golpeada reiteradamente en un lapso de 3 días. Su hijo también subió al estrado, y contó que su padre golpeaba a su madre por cualquier cosa.

Su hija también declaró, Mari Luque registró que la joven estudia abogacía para defender a su madre. La estudiante de derecho motivó a la víctima para acusar al agresor. La familia comentó que ahora viven tranquilos, lejos de la violencia de género. Ahora tienen la libertad para salir y trabajar, y Jesús Agüero de San Jóse pasa sus días encerrado.

Por Emilia Urouro

Compartí la nota