Tranki Punki vuelve a Club Paraguay para explotar su “Marea Negra”

Después de toooodo un año, la banda de gipsy punk cordobesa vuelve a su ciudad natal a presentar su segundo disco y a reencontrarse con su público. En la pandemia, no estuvieron para nada quietas, sino armando propuestas y trabajando para volver a los escenarios. “Se va a sentir esa explosión, esas ganas de tocar en vivo y una apuesta distinta”, nos dicen. El sábado desde las 21 en Club Paraguay.

Flyer oficial del show del sábado

Si querías vibrar con música en vivo, este sábado 17 de abril Tranki Punki vuelve a Club Paraguay a reventar todo. La banda vuelve a los escenarios de Córdoba a presentar su segundo disco “Marea Negra“.

Estuvimos hablando con las pibas acerca del show que se viene, de la evolución de la banda, de lo que fue producir y hacer música en pandemia, y de lo que trata es trabajo discográfico.

También te puede interesar: Fútbol femenino en Córdoba: ¿Sólo una obligación?

Arrancan contándonos que están “muy contentas de volver a tocar en Córdoba Capital. Este año lo que pudimos hacer es tocar en algunas fechas fuera de la ciudad. Pero todavía, después de un año no pudimos tocar en la ciudad. Así que muy pero muy felices de reencontrarnos con nuestro público y con la potencia del show en vivo” .

Tranki Punki se forma en 2013 en las calles de nuestra Córdoba querida para mixear los sonidos del gypsi punk, con rock alternativo, ska y también meterle cuarteto, como se le mete peperina al mate. Vicky Barturen en guitarra eléctrica; Cele Pereyra en bajo y coros; Drela Sanz en violín y coros; Pola Kita de acordeón a piano; Gi “Torchi” Torcigliani en percusión y octapad; y Sofía De Mauro en batería son las 6 pibas que hacen vibrar seres entre letras que tocan problemáticas actuales y agenda feminista.

Como dijimos, este sábado en Club Paraguay, Tranki Punki viene a un show muy importante para ellas. “No sólo porque presentamos finalmente este disco, que para nosotras es, de alguna manera, el punto de inflexión, de consolidación desde lo musical de la banda. Sino porque también es un show que venimos preparando hace mucho tiempo. Se iba a presentar hace un año y no sólo ese año, sino que antes tenía meses de producción. Así que ahora está condensada también toda esa fuerza, toda esa ansiedad, todas esas ganas de tocar en vivo y de explotarlo todo” nos contó Sofi.

En un contexto distinto, donde la música en vivo se mira sentado, las pibas invitan a “experimentar eso de la música, del arte en vivo. Así que se va a ver, se va a sentir esa explosión, esas ganas de tocar y una apuesta distinta. Una puesta en un escenario que es muy hermoso para la cultura de Córdoba que es el de Club Paraguay. Un escenario muy grande, con una pantalla, visuales, luces. Va a ser un show realmente distinto, super profesional así que les esperamos ahí a todes para compartir la música. Nos vemos allí“. Las entradas se consiguen en Alpogo.

Nunca facho, nunca macho ni bigote, nunca cana ni buchón

En su “Proclama”, segundo corte de Marea Negra en medio de una variación musical, las pibas se definen por oposición diciéndole nunca a todas las cosas que le hacen mal a nuestra sociedad. Es que si bien en “No me digas que no pasa nada” se nota esa esencia anarquista, feminista acá toman como banderas dos ejes muy importantes.

“La marea de la que hablamos es negra porque busca la fuerza del anarquismo del movimiento libertario. Es nuestro homenaje a Maite Amaya, traba y piquetera cordobesa a la que también llamaban Paloma Negra. Cuando ella fallece Viki escribe un poema que nos comparte y esa letra deviene en canción. Decidimos que el disco fuera dedicado a su trayectoria insurrecta antirrepresiva por el gran cariño que le tenemos” explican sobre porqué es negra esta marea.

Y entonces ¿de dónde viene la marea? La pregunta se responde sola teniendo en cuenta el movimiento social más importante de nuestro país de los últimos años. “La palabra marea está más relacionado con la marea verde, una de las luchas más potentes y colectivas de los feminismos. La lucha por el aborto legal seguro y gratuito, que como sabemos no es un reclamo reciente, sino que tiene décadas por lo que se ha vuelto alegremente masivo en los últimos años. También marea en ambos sentidos por Maite y por la marea verde es esa fuerza que va y viene, que no se detiene y que tiene una potencia arrasadora”.

Les preguntamos también qué diferencias encontraron en entre ambos discos, en medio de esa evolución de 4 años entre uno y otro disco. Además, de las experiencias y conocimientos adquiridos a través de “No me digas que no pasa nada”, el ingreso de Drela en violín y “Torchi” en la percusión fue parte de la creación musical.

“En el primer disco, Drela y yo (nos cuenta Torchi), nos unimos a la banda con esos temas ya realizados. Entonces fue sumarle nuestros instrumentos a esos temas. En cambio, todos estos temas de Marea Negra están hechos para todos los instrumentos de la banda“.

Además, las pibas de Tranki Punki pasaron por un crecimiento exponencial llevando su música a Buenos Aires, y realizando este disco entre idas y venidas a la city porteña. Pero de eso vamos a hablar, más abajo. Otra cosa que cambia en Marea Negra es el modo de composición. “Hicimos todas juntas las letras menos dos que son “Proclama” y “Marea Negra” compuestas por Vicky. Creo que eso colectivo, también se puede notar y que cada tema está compuesto para seis instrumentos” cierra Torchi.

Desde Córdoba para el mundo virtual y material

“En pandemia fue bastante, bastante complicado al principio no supimos que hacer y estuvimos muy bajoneadas” (¿Quién no comprende esa sensación?). La vida para los artistas en durante este año, fue particularmente difícil. Sin shows en vivo las opciones y espacios para habitar la cultura se fueron achicando (Recordamos una nota viejita pero que tiene una primera parte que puede traerse a la actualidad: ¿Cómo se sostienen las y los artistas en pandemia?).

Las Tranki Punki, que repetimos tocan el sábado en Club Paraguay, se reinventaron y a partir de abril de 2020 comenzaron a idear nuevas formas. Asi fue que hicieron el “Acustikit Punkdémico, canciones para sobrevivir la cuarentena“. Un ciclo virtual que contó con tres shows distintos, en las que tocaban sus canciones pero les sumaban covers. “Estuvo buenísimo, fue muy divertido con muchísima respuesta del público” nos contó Drela.

“También aprovechamos para editar material en vivo de nuestro último show del 2020 que había sido en el Centro Cultural Kirchner en Buenos Aires. Entonces aprovechamos el tiempo de la pandemia y sacarnos unos videos en vivo. Fue la primera vez que hicimos eso, que devino en un EP. Entonces estuvo muy bueno para eso y finalmente, hacia fin de año vinieron dos shows virtuales grandes más” indicó la violinista.

Por último, Tranki Punki realizó este segundo de la mano de Goza Records, sello discográfico creado de la mano de Barbi Recanati y Futurock. “Fue muy importante porque lo vivimos como una suerte de salto de la banda. En el sentido de que nos parecía que nos estaban escuchando en otros lados y eso nos encantó“.

Tranki Punki ya había empezado a grabar Marea Negra cuando las contactan desde Goza Records (Con el sello lanzaron “Fuego” que es un adelanto de “Marea Negra”). “Hicimos una suerte de híbrido. Grabamos casi todo el disco acá en Córdoba y algunas guitarras y algunas voces en Buenos Aires. Mezclamos un poco allá y un poco acá. Fue muy lindo la experiencia de poder compartir las diferentes formas de laburar, y bueno por su puesto ser parte de esta gran familia. Sabernos parte de esa movida para nosotras es muy importante” concluyó Drela.

La invitación esta servida y la manija no la aguanta nadie. El sábado, Tranki Punki en Club Paraguay desde las 21 horas. Las entradas se consiguen en Alpogo.

Compartí la nota