Sobrevuelan Campo de Mayo en búsqueda de enterramientos clandestinos de la dictadura

Un avión relevará el extenso terreno donde funcionaron al menos cuatro centro clandestinos de detención durante el último golpe de Estado.

Relevamientos en septiembre de 2020. Foto: EAAF – Viviana D´Amelia.

Desde la mañana de este lunes, un avión sobrevolará las 5000 hectáreas del reconocido Campo de Mayo, donde funcionaron al menos cuatro centro clandestinos de detención durante la última dictadura militar.

El objetivo es el empleo de tecnología y la toma de imágenes par que luego el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) pueda detectar zonas de posibles enterramientos.

Se trata de un trabajo mancomunado con la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, Abuelas de Plaza de Mayo y el juzgado que investiga los crímenes cometidos en la Zona IV — a cargo de Alicia Vence.

El predio quedará prohibido para operar al igual que las bases aéreas de la zona. Desde el avión, se aplicará por primera vez en el país para delitos de lesa humanidad un equipo de escaneo terrestre “LIDAR aéreo”. Esta tecnología permite tomar imágenes de calidad para identificar posibles zonas de movimiento de tierras. Luego, el EAAF debería hacer un análisis de proximidad.

Te puede interesar: Un femicidio cada 22 horas en los primeros 15 días de 2021.

Marcelo Castillo, integrante del EAAF, indicó a Página 12 que “se nos plantea ahora la posibilidad en Campo de Mayo, en el contexto en el que se llevan adelante tres juicios por lo sucedido allí, de investigar articulando con distintos actores y de incorporar nuevas tecnologías para dar respuestas más rápidas a la búsqueda de los familiares”.

La abogada de Abuelas de Plaza de Mayo, Carolina Villella señaló que “hay mucha expectativa” ya que se trata de “un reclamo histórico de Abuelas y de otros organismos”. Al mismo tiempo, expresó que “hoy estamos en un momento excepcional porque existe la tecnología para hacerlo y el apoyo político”.

Foto: EAAF.

Sobre Campo de Mayo

El predio del Campo de Mayo es señalado como uno de los mayores territorios de acción por parte de las fuerzas de seguridad del último Gobierno de facto.

Allí funcionaron al menos cuatro centros clandestinos: “El Campito” o “Los Tordos”, “Las Casitas”, el Penal de Encausados y el Hospital Militar. Desde 2006, rige una medida de no innovar en el terreno, medida que debió ser ampliada luego de que Mauricio Macri anunciara un futuro polo logístico, en 2018.

La Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep) en 1984 comenzó las gestiones de identificación de la zona. Es por eso que el EAAF ha estado realizando análisis en el terreno desde 2006 junto con la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y con el sobreviviente Juan Carlos “Cacho” Scarpati, que desde 1979 aportó dibujos y planos detallados del lugar.

Se cree que por allí pasaron alrededor de 5000 personas detenidas-desaparecidas.

Por si te lo perdiste: La verdadera historia del “robo del siglo”.

El plan de trabajo

El EAAF presentó a la jueza Vence en agosto del año pasado una estrategia de exploración del territorio que consta de dos etapas. La primera está centrada en las diez hectáreas que rodean al lugar donde funcionó el centro clandestino conocido como “El Campito”. La segunda, destinada a la totalidad del predio.

En “El Campito” se realizó una limpieza de la vegetación que invadió el sector. El desmalezamiento fue sin tocar “la arboleda” o “el eucalipto” que han sido referencia en los distintos testimonios de sobrevivientes.

Existe un sector que fue vendido durante la dictadura conocida como “Plaza de Agua”. Se cree que allí pudo haber funcionado otro centro de detención clandestina.

Las imágenes obtenidas serán analizadas por expertos y expertas de la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).

Del estudio de la información obtenida en estas etapas, resultarán distintas tareas de proximidad no invasivas (georadares, sondas electromagnéticas o de un drones). Luego, en caso de que la exploración lo amerite, se podrían llevar a cabo actividades invasivas como pueden ser las excavaciones.

Fuente: Página 12.

Compartí la nota