Las colillas de cigarrillos representan el 13% de los residuos mundiales

Según un estudio realizado en Reino Unido, se comprobó que las colillas de cigarrillos representan el 13% de la basura a nivel mundial. Además, también representan un 26% de la basura marina.

En el marco de la emergencia climática, la cual no para de crecer, se conoció a través de un estudio en Reino Unido que las colillas de cigarrillos representan el 13% de la basura mundial. Además, de toda la basura que se arroja al mar, estos residuos representan el 26%.

En cuanto a los ecosistemas terrestres, se pudo descubrir cuán dañinas son las colillas para las plantas. Cada vez que una de ellas se arroja cerca de una planta, esta se ve afectada en su crecimiento, en su desarrollo y en su vida útil.

¿Alguna vez tiraste un pucho a la calle? ¿O lo apagaste en una maceta o en el pasto? Muchos podrían afirmarlo rápidamente. Y aunque después las tires a la basura, esa planta y esa porción de pasto ya recibieron suficiente para quedar afectadas por los componentes del cigarrillo. Ni hablar de las consecuencias que provoca dejar el residuo del cigarrillo ahí mismo, en vez de tirarlo a la basura.

Pensemos en el agua por un momento: ¿sabías que el principal contaminante plástico en el mar es el cigarrillo? Si, los filtros de los puchos tienen plástico y representan el 26% de la basura marina. Entonces, no sólo es ahorrar agua, sino también no ensuciar la que hay.

La mayoría de los filtros de las colillas están hechos de acetato de celulosa. Se trata de un termoplástico (un plástico que se funde a altas temperaturas para poder moldearlo) y pueden albergar sustancias tóxicas como hidrocarburos, nicotina, arsénico y otros metales pesados.

Te puede interesar: “Cigarrillo electrónico: ¿Hace daño o no?

Cada año se arrojan unos 4,5 billones de colillas al suelo en todo el mundo, según la Universidad de Anglia Ruskin en Reino Unido. Aunque podamos pensar que una colilla desaparece rápidamente, esta puede tardar décadas enteras en degradarse.

Otra cuestión preocupante es que, cuando estos residuos llegan al océano, muchos animales marinos pueden confundirlos con comida y enfermarse al ingerirlos. A la vez, los componentes de un cigarrillo dispersos en el agua también son nocivos.

Por Carmela Laucirica

×