La Corte falló a favor de la libertad de expresión de Revista Barcelona en el caso Cecilia Pando

En el año 2016, el juzgado nacional en lo Civil 108 hizo lugar parcialmente a la demanda y condenó a la firma a pagarle 40 mil pesos a la presidenta de la Asociación de Familiares y Amigos de los Presos Políticos de la Argentina.

La Corte Suprema revocó una condena por daños y perjuicios contra la revista Barcelona. La demanda fue realizada en 2010 por parte de Cecilia Pando por una tapa que parodiaba su postura política.

El máximo tribunal destacó la condición de figura pública de Pando, “por su activa participación en el debate público respecto de los crímenes de lesa humanidad de la última dictadura”. En ese sentido, consideró que la publicación es de interés público.

Te puede interesar: Presentaron en Río Negro una Iniciativa Popular para prohibir la minería metalífera.

El fallo alude también a las características de la revista Barcelona: “el fotomontaje puede ser considerado una manipulación de la imagen asimilable a una caricatura, entendiendo por tal una creación satírica realizada a partir de la deformación de los rasgos y aspecto físico de un sujeto”.

“No resulta lesiva del derecho al honor de la actora (Pando), dado que constituye una crítica política que no excede los límites de la protección que la Constitución Nacional otorga a la libertad de expresión, pues no configura un insulto gratuito ni una vejación injustificada”.

Fallo de la Corte Suprema.

El caso

Cecilia Pando, presidenta de la Asociación de Familiares y Amigos de los Presos Políticos de la Argentina, demandó a Barcelona por la tapa n° 193. La publicación hacía alusión a la supuesta revista S/M (Soy Milico).

La sátira expresaba frases como “Para matarla! Soltá el genocida que llevás dentro”; “Apropiate de esta bebota”; “Las chicas quieren guerra… Antisubversiva”; “Ceci Pando se encadena para vos”.

La demanda inicial justificaba una indemnización de 70 mil pesos. Fue entonces cuando en abril de 2016, el juzgado nacional en lo Civil 108 hizo lugar parcialmente a la denuncia y condenó a la firma “Gente Grossa SRL”.

El órgano judicial entendió en ese entonces que la empresa debía pagarle 40 mil pesos bajo el argumento de que la tapa era ““lesiva de su imagen, honor y dignidad personal”.

Luego, las dos partes apelaron y en marzo de 2017 la Sala D de la Cámara Civil elevó el monto de la indemnización a 70 mil pesos.

Desde revista Barcelona celebran el fallo actual porque entienden se trató de un caso de prohibición de la libertad de expresión. Además, según indica Página 12, el pago de la indemnización posiblemente hubiese acabado con la posibilidad de seguir emitiendo la revista.

Funte: Página 12.