Feriantes de Güemes piden la habilitación para volver a trabajar

Este miércoles habrá una movilización en Güemes para reclamar otra vez al COE y a las autoridades estatales. Hablamos con Maine Salinas, ceramista de Feria de La Cañada.

Hace más de cuatros meses que las y los artesanos de Güemes no pueden trabajar. El 15 de marzo fue la última vez que pudieron montar la feria en el histórico Pasaje Revol, conocida como la “Feria de las Pulgas”. Días más tarde, el 20 de marzo exactamente, comenzaron a restringirse las actividades en todo el país debido a la pandemia.

Desde esa instancia se han creado grupos de apoyo vía Whatsapp entre los mismos compañeros, entre fijos y visitantes. En su mayoría, los perjudicados son los visitantes, porque los fijos están en un padrón que les permitió acceder a una ayuda del Gobierno, de la parte de Cultura. Algunos de ellos recibieron cajas con alimentos.

Afortunadamente, la mayoría de los feriantes están cobrando el IFE. En Güemes, hay entre 500 y 600 familias que dependen de la venta de artesanías. Según Maine Salinas, ceramista de la feria, su sector “venía precarizado desde antes”. “No hay subsidios de emergencia ni nada para el sector de cultura, por no ser un sector esencial”, se lamenta.

Te puede interesar: “¿Qué está pasando en Ecuador con Rafael Correa?”

En su relato, Maine nos cuenta que logran sobrevivir gracias a la solidaridad de la gente. Ya sea con venta de rifas, donaciones de alimentos o de dinero, los feriantes logran paliar un poco esta crisis. Incluso, los mismos comerciantes de la zona han firmado una planilla para que vuelva la feria, ya que colaboraría con el flujo de personas en Güemes.

El 2 de junio hemos presentado un protocolo al COE a través de la Secretaría de Cultura que sabemos que está aprobado. Supuestamente volvíamos el 27 de junio pero desde esa fecha estamos esperando. Hicimos una concentración en la Plaza San Martín, ahí nos dijeron que estaba aprobado”, cuenta Maine.

Si bien los feriantes comprenden que los casos en Córdoba aumentan y por ende las flexibilizaciones están frenadas, no pueden evitar pensar que los shoppings ya abrieron. “Los shoppings ya están abiertos desde antes del Día del Padre, los comercios en el centro están todos abiertos, están abriendo bares, están abriendo iglesias y bueno, estamos sintiendo un poco la discriminación que sentíamos desde antes de la pandemia”, explica Maine.

Este miércoles miércoles 22 de julio habrá una concentración por la mañana, en la esquina de Achaval Rodríguez y Belgrano, en barrio Güemes. El reclamo no es más que “el derecho legítimo de poder volver a trabajar y vivir dignamente“.

×