Entró al Concejo de Córdoba el proyecto de emergencia en el sistema de transporte

La idea es avanzar en un esquema de emergencia para que el servicio de transporte urbano vuelva a funcionar. Entre otras cosas, la Municipalidad busca que los choferes resignen parte de sus salarios para que los subsidios alcancen.

El Ejecutivo de la Municipalidad de Córdoba presentó un proyecto en el Concejo Deliberante para declarar la emergencia en el sistema de transporte por el término de un año. Un texto de cuatro artículos que, entre otras cosas, le otorga facultades al municipio para hacer cambios en el sistema en el marco de la crisis económica.

El proyecto no fue bienvenido por los choferes. De hecho, el anuncio causó que los trabajadores de la UTA suspendieran nuevamente el servicio de transporte urbano en la ciudad, medida que ya lleva dos semanas.

El artículo 2 de la iniciativa autoriza al Ejecutivo a “adoptar las medidas extraordinarias y urgentes necesarias, tendientes a la readecuación del diseño estratégico, técnico y operativo de la prestación del servicio, a efectos de garantizar el cumplimiento de necesidades de transporte insatisfechas, extensiones o nuevas vinculaciones en cualquiera de sus modalidades, establecer sistemas alternativos de transporte, modificaciones de frecuencias, rediseño de líneas, así como a disponer el ordenamiento e instrumentación del régimen económico financiero y toda aquella que tenga por finalidad asegurar la sustentabilidad del sistema y la Movilidad y Tránsito Urbano en condiciones de generalidad, regularidad, continuidad, libertad de elección y accesibilidad de los usuarios a los diversos medios de transporte”.

En tanto, el artículo 3 autoriza a “disponer todas las medidas que estime pertinentes a los fines de garantizar la efectiva y regular prestación del servicio de transporte a los usuarios”.

Te puede interesar: “Presentan un borrador de la ley de cannabis medicinal”

Con ese sustento legal, la idea del municipio es avanzar en un esquema de emergencia para que el servicio vuelva a funcionar. La intención oficial es que todas las partes involucradas realicen un esfuerzo económico ante la falta de subsidios para atender a los requerimientos del sistema.

En esa línea, el pedido hecho a los choferes de que resignen parte de sus días de trabajo y, por consiguiente, de sus salarios como forma de que los subsidios alcancen para pagar esas erogaciones, es uno de los ejes que por ahora el municipio y las empresas no logran consensuar con el gremio.

El proyecto no fue bien recibido por los principales dirigentes de la oposición en el cuerpo deliberativo. Concretamente, la queja es porque el texto otorga amplias facultades al intendente pero no dispone detalles concretos respecto a cuáles serían las medidas específicas que se tomarán.

En principio, la idea es sumar servicios alternativos, por ejemplo, transporte escolar o bien colectivos afectados al turismo para poder suplir la falta de unidades en esta circunstancia del paro de UTA.

Fuente: Comercio y Justicia

×