Encontraron agroquímicos en peces muertos y en el agua del río Salado

Investigadores de la Universidad Nacional del Litoral encontraron diferentes tipos de agrotóxicos en el agua, sedimento y tejidos de las especies. Entre otras cosas, se hallaron restos de glifosato.

Créditos: sinmordaza.com

En diciembre del año pasado se hicieron virales videos e imágenes con una noticia desoladora: miles de peces muertos flotando en el río Salado, en Santa Fe.

La causa, según confirmaron investigadores de Conicet y del Laboratorio de Ecotoxicología, fue el “déficit de oxígeno” por la extraordinaria bajante del río durante 2020.

“Lo que ocurre en esta ocasión es que los parámetros hidrológicos son completamente diferentes a los habituales. Al estar tan bajo el río y las temperaturas tan elevadas, se origina lo que se denomina hipoxia (poco oxígeno), cercano a la anoxia (falta de oxígeno)”, explicó en su momento Gaspar Borra, subsecretario del área, a Página/12.

Sin embargo, las muestras que realizaron desde la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas (FBCB) de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) detectaron la presencia de agroquímicos.

Te puede interesar: “El 2020 fue el segundo año más cálido de nuestro país”

Para la investigación se tomaron como pruebas el agua del río, sedimento del lecho y peces moribundos. Allí se encontraro plaguicidas del tipo “herbicida glifosato” y atrazina. Ambos químicos son los más utilizados en el país, principalmente para la siembra de soja maiz transgénico.

Los valores hallados se encuentran en relación con los registrados por diversos investigadores en otras cuencas agrícolas argentinas que tiene que ver con la historia de los suelos que, luego de las lluvias, drenan hacia cuerpos de agua cercanos (arroyos, ríos, tributarios, lagunas) o por escorrentía, movilizando materiales.

Mayor control

Si bien la causa de que murieran miles de peces en el río Salado no fue por efecto de agroquímicos, los y las científicas recomendaron “un monitoreo más exhaustivo y con continuidad”, que controle la contaminación de ríos y especies.

Además, instaron a fomentar “modelos de producción sustentables no contaminantes como los agroecológicos y con participación social”, y plantearon, como primer medida de mitigación, “la urgente necesidad de aumentar la distancia de los cultivos transgénicos dependientes de plaguicidas a los ambientes acuáticos”.

Compartí la nota