En el Senado dieron dictamen a la ley de etiquetado frontal

A pesar de la oposición de la Copal y de legisladores de Tucumán, se aprobó el dictamen de la ley de etiquetados y podría tratarse la próxima semana en sesión.

El Senado emitió dictamen este miércoles de la ley de etiquetado frontal que obliga a los productos a informar sus nutrientes críticos, considerados como tales el azúcar, el sodio y las grasas, saturadas o totales. La intención es que el proyecto se trate la próxima semana en la Cámara alta.

El consenso se logró tras decenas de reuniones de asesores y senadores previas al plenario final de las comisiones de Comercio e Industria y Salud, presididas por Néstor Braillard Poccard (PRO) y Mario Fiad (UCR), que dejaron listo del despacho para aprobarlo la semana próxima. 

Tiene el respaldo del ministro de Salud Ginés González García, pero también de los Ministerios de Desarrollo Productivo y Agroindustria, que en el Gobierno de Mauricio Macri no lograron contener el lobby de la industria, liderado por la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal).

Esta vez, el líder de la Copal, Daniel Funes de la Rioja, pidió elevar de seis meses a dos años el plazo de implementación y se quedaron con las manos semi vacías. Sólo las pymes podrán extenderlo un año, previa negociación con la autoridad de aplicación. 

Los únicos ingredientes que no deberán ser informados son la azúcar común, el aceite vegetal y los frutos secos. Y el etiquetado debe estar bien a la vista: en forma de octógonos, negro con borde y letras blancas en mayúsculas y un tamaño no inferior a 5% de la superficie. Los envases que sean menores a 10 centímetros  cúbicos también deben sellarse. 

La Copal lo pedía en letras chiquitas, versión “lupa”, como el sistema aprobado hace una semana en Brasil, donde se hizo sentir fuerte el lobby azucarero que en Argentina lo lideran los tucumanos, con 15 de los 21 ingenios en sus tierras. El proyecto aclara que las exigencias pueden readaptarse si hubiera un acuerdo con el Mercosur que ahora parece lejano. 

Entre otros aspectos, el proyecto prohíbe que los alimentos y las bebidas analcohólicas que contengan algún sello de advertencia incorporen información nutricional complementaria; logos o frases con el aval de sociedades científicas o asociaciones civiles; y personajes infantiles, animaciones, celebridades, deportistas, entre otros.

Podés ver más información sobre esta ley acá.

×