En Argentina el 68% de embarazos adolescentes son no intencionales

En Argentina el 68% de embarazos adolescentes son no intencionales

En Argentina el 68% de embarazos adolescentes son no intencionales, según el relevamiento realizado por el Plan Nacional de Prevención y Reducción del Embarazo No Intencional en la Adolescencia (2017-2019), realizado por el Ministerio de Desarrollo Social.

En nuestro país 109.000 adolescentes y 3.000 niñas menores de 15 años, tienen un hijo o hija cada año, lo cual representa el 15% de los nacimientos anuales. Además el documento explica que en los últimos 5 años ese porcentaje se mantuvo estable.

Según la investigación 7 de cada 10 embarazos en adolescentes de entre 15 y 19 años no son intencionales. Y específica que 8 de cada 10 embarazos de niñas menores de 15 años no son intencionales, la mayoría es consecuencia de situaciones de abuso sexual y violación.

Los Ministerios de Desarrollo, Salud y Educación, unieron esfuerzos para recolectar esa información. Las instituciones explican que el embarazo adolescente afecta la salud -sobre todo en menores de 15 años-, el bienestar y las oportunidades de trabajo, estudio y desarrollo personal. Se sabe que profundiza la desigualdad de género.  

El estudio reveló que el 30% de las jóvenes que abandonaron el secundario, lo hicieron por embarazo o maternidad.  Y las jóvenes madres tienen una mayor probabilidad de estar inactivas laboralmente , la cifra contrapone un 56% vs un 44% que no tienen niños a cargo.

Según el informe existen 12 provincias en situación crítica respecto a la problemática nombrada. En Jujuy,Salta, Tucumán, Formosa, Chaco, Catamarca, La Rioja, Santiago del Estero, Misiones, Corrientes, Entre Ríos y Buenos Aires, 7 de cada 10 embarazos adolescentes son no intencionales.

El Plan Nacional de Prevención y Reducción del Embarazo No Intencional en la Adolescencia (2017-2019), reduce el riesgo de embarazo no intencional en adolescentes promoviendo decisiones libres e informadas, el acceso efectivo a métodos anticonceptivos y  el abordaje del abuso sexual.

“Si se produce por un abuso sexual o violación, afecta gravemente la integridad física y psicológica de niñas y adolescentes ” aclara el documento. El abandono escolar y las barreras de inserción laboral, son los dos grandes problemas que generan estos embarazos no deseados. 

Si la ley de Educación Sexual Integral, se aplicará efectivamente en las instituciones, se daría a las y los estudiantes las herramientas necesarias para relacionarse con cuidado y conciencia. Que un 68% de los embarazos adolescentes sean no intencionales, es un llamado a la reflexión como sociedad, y un pedido a las autoridades de una mayor contención.

Por Emi Urouro

×