El primer ataque de Biden en Medio Oriente mata a 22 militares iraquíes

Fue tras un ataque aéreo que Estados Unidos propició contra instalaciones en Siria de una milicia iraquí apoyada por Irán.

Imagen de fondo: ABC.es

Joe Biden llevó a cabo su primera acción militar como presidente de Estados Unidos. El Departamento de Defensa aclaró que llevó a cabo ataques aéreos en un punto de control fronterizo entre Siria e Irak usado por milicias iraquíes, destruyendo “múltiples instalaciones”.

El asalto dio como resultado el asesinato de 22 personas, según informó la organización Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) hoy. El ataque destruyó tres camiones cargados con municiones provenientes de Irak cerca de la ciudad de Bukamal, en el noreste de Siria.

Más noticias internacionales: ¿Qué está pasando en las cárceles de Ecuador?

El ataque fue en modo de respuesta a tres ataques con cohetes contra instalaciones situadas en Irak y que son utilizadas por las fuerzas estadounidenses contra el grupo islamista radical Estado Islámico (EI).

En uno de esos ataques en Erbil, la capital de la región kurda, murió un civil y a un contratista extranjero que trabajaba con las fuerzas de la coalición y en él resultaron heridos varios contratistas estadounidenses y un soldado.

“Bajo la dirección del presidente Biden, fuerzas militares estadounidenses realizaron a principios de esta noche ataques aéreos contra la infraestructura utilizada por milicias respaldadas por Irán en el este de Siria”, dijo el vocero del Pentágono.

Todos los muertos por el ataque norteamericano pertenecían a la fuerza de Hashed al-Shaabi, patrocinada por el estado de Irak y que agrupa a diversas milicias pequeñas que tienen vínculos con Irán, agregó el OSDH.

Te puede interesar: Pfizer exige a los gobiernos que pongan activos soberanos como garantías para acordar por la vacuna.

El primer momento Biden

A un de asumir como presidente, Joe Biden comandó el primer ataque militar. Pero la posición armamentística norteamericana parece no cambiar.

El Gobierno estadounidense pretende restablecer el acuerdo de 2015, del que el expresidente Donald Trump salió en 2018, y que tiene como objetivo congelar las aspiraciones nucleares de Irán.

Al mismo tiempo, desde el Pentágono consideran a Teherán como una “amenaza continua” para la seguridad en Medio Oriente. Es por eso que no tolerará “actividades malignas” llevadas a cabo por la República Islámica.

Según informa Télam, Estados Unidos sospecha que Irán está buscando una oportunidad para vengar el asesinato por fuerzas norteamericanas del general Qasem Soleimani.

Desde Télam.

Compartí la nota