El Bolsón en llamas, una imagen que alarma a la población

Hace dos semanas comenzó el incendio forestal en Cuesta del Ternero, cerca de El Bolsón. Sigue activo y se expande día a día.

FOTO GONZALO KEOGAN

Ayer, más de un centenar de brigadistas, helicópteros y aviones hidrantes trabajaban ten la zona para evitar que el fuego alcance las viviendas de la comunidad Nahuelpan.

Se estima que las llaman ya afectaron a más de 8000 hectáreas de bosque. Por ahora, las autoridades investigan a seis personas por no haber apagado adecuadamente un asado, lo que habría desencadenado el incendio.

Ante este panorama, el Gobierno de Río Negro declaró el lugar como zona de “emergencia y desastre”. Para asistir a la provincia, el Ministerio de Ambiente de Nación ayer informó un recambio de personal: enviaron 41 brigadistas del NOA (Jujuy, Catamarca y Parques Nacionales norteños) y de Mendoza.

Para profundizar en el tema, nos comunicamos con Sol Basurto, brigadista voluntaria que trabaja en las áreas afectadas, quién resaltó que la situación en la montaña está bastante grave.

“Venimos conteniéndolo, venimos acompañando mucho. Cada día por suerte se logran más cosas. Hoy en día podemos decir que tenemos equipos bastante organizados, que hay relevos, que nadie se tiene que quemar”, comentó la entrevistada.

En esa línea, destacó que el incendio es grandísimo, con muchos focos diversos en los cuales hay poca cantidad de brigadistas. Junto a estos efectivos, están las y los voluntarios, intentando aportar y ayudar.

“Así que esta es la situación, el bosque está todo prendido fuego, hay cenizas por todos lados, caminás y se te queman los borcegos… estamos en esa situación”, reiteró Basurto.

Por ejemplo, en la plaza se está armando un equipo de voluntarios/as, que es cada vez es más grande. En ese espacio, reciben donaciones para ayudar en esta situación crítica.

“Nosotros somos un grupo de autoconvocades que estamos todos los días yendo a la montaña a colaborar. Recibimos ayuda de todo tipo porque acá la gente está dando de todo, borcegos, herramientas, palas, rastrillos, baldes, handys para poder comunicarnos y cosas que necesitan arriba de la montaña las familias”, explicó Sol.

Para conocer el trabajo de esta agrupación, podés buscarla en @defensadelbosque, donde sale toda la información sobre qué hacen y hacia donde está destinado el dinero de las donaciones.

La brigadista voluntaria, contó que ayer no los dejaron pasar y tuvieron que subir por otro lado de la montaña, con la excusa de que el Splif (Servicio de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales) no necesita ayuda, “cuando en realidad siempre nos agradecen”.

FOTO GONZALO KEOGAN

El SPLIF se encarga de hacer las cosas que son más fuertes, mientras que las y los autoconvocados se encargan de limpiar el terreno. La entrevistada comentó que por parte del Municipio, del Estado, no están recibiendo ayuda muy directa.

Falta personal para combatir el fuego, recién ahora ven que llegan bomberos de otras partes del país. Hay aviones, hay helicópteros, pero necesitan más recursos.

“Se pierde mucho bosque, está todo hecho cenizas. Muchísimos árboles, muchísimos animales también, mucha gente siendo evacuada. Por suerte lograron contener el fuego en Costa del Ternero que estaba hace 15 días sin asistencia y es uno de los lugares más humildes. Ahí se perdió muchísimo”, concluyó Sol Basurto.

Compartí la nota