Despidieron a una trabajadora en período de lactancia y desde ATE reclaman su reincorporación

El gremio denuncia que el apartamiento fue el resultado de un “gravisimo proceso de acoso laboral por ser afiliada a ATE”.

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE), manifestó su repudio ante “el despido arbitrario y sin causa de una trabajadora municipal”. La mujer es madre de tres hijos, uno de ellos con discapacidad y estando periodo de lactancia de su último hijo”.

La mujer fue apartada de su cargo en la Municipalidad de Cosquín luego de reincorporarse tras transitar un embarazo de riesgo. Para recuperarse, debió someterse a un tratamiento médico.

El reclamo de ATE

Desde ATE Córdoba indicaron que “la decisión compulsiva y carente de atino legal y ético por parte del ejecutivo municipal, que encabeza el intendente Gabriel Musso, afecta a una trabajadora con 7 años de antigüedad“.

La Seccional de ATE Cruz del Eje manifiesta que ya habían sido presentadas reiteradas denuncias contra el Municipio. La gestión de Musso fue acusada de hostigamiento y arbitrariedades por parte del gremio a través de presentaciones y comunicados de prensa.

Desde el Departamento de Géneros y Diversidades de ATE Córdoba exigen “la inmediata reincorporación de la trabajadora”. Sostienen que las arbitrariedades violan “los derechos fundamentales del trabajo” a través del hostigamiento de funcionarios de distinto rango.

El hostigamiento para desempeñar funciones que no eran de su competencia, el traslado compulsivo a otra área sin los elementos de trabajo correspondiente al puesto, el recorte salarial por encontrarse con un embarazo de riesgo en medio del aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO), los cambios de horarios de trabajo desconociendo el periodo de lactancia en la que se encuentra la trabajadora, son todas faltas graves que se tipifican como violencia laboral según lo establecido por la Oficina de Atención a la Violencia Laboral (OAVL) del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad de la Nación.

Indican desde ATE Seccional Córdoba

Violación de normativas

La medida que tomó el municipio no respeta el decreto presidencial 761/2020 sobre Prohibición de despidos y suspensiones. El mismo declara que hasta el 30 de noviembre no se pueden realizar despidos y suspensiones en el marco del pandemia del COVID-19.

Las acciones cometidas por el ejecutivo municipal se encuadran en la Ley 26.485 de Protección Integral Contra Toda Forma De Violencia Hacia las Mujeres, que en su art. 6 inciso c) reconoce a la violencia laboral “como aquella que discrimina a las mujeres en los ámbitos de trabajo públicos o privados y que obstaculiza su acceso al empleo, contratación, ascenso, estabilidad o permanencia en el mismo, exigiendo requisitos sobre estado civil, maternidad, edad, apariencia física o la realización de test de embarazo. Constituye también violencia contra las mujeres en el ámbito laboral quebrantar el derecho de igual remuneración por igual tarea o función”.

Indican desde ATE Seccional Córdoba

La seccional destaca que el hostigamiento psicológico “en forma sistemática sobre una determinada trabajadora” fue con el fin de lograr su exclusión laboral.

En ese sentido, el accionar “es violatorio también de lo establecido en la legislación nacional ya que es contrario al Convenio 190 de la OIT, ratificado el pasado miércoles 11 de noviembre por el Congreso Nacional, que reconoce la violencia o acoso en el mundo de trabajo dado que afectan a la salud psicológica, física y sexual de las personas, a su dignidad, y a su entorno familiar y social”.