Denuncian persecución sindical contra una delegada de UTS

En un comunicado, Luz y Fuerza, además de la CGT Rodríguez Peña,  brindaron su solidaridad a la enfermera Estela Giménez. Indican que desde el gobierno provincial se ha iniciado un juicio por desafuero para sacarle la tutela gremial, y poder despedirla. El motivo esgrimido es una protesta por falta de insumos de la que participó Giménez en 2013.

Imagen de la protesta de 2013.

Mediante un comunicado, el sindicato Luz y Fuerza manifestó su solidaridad con la enfermera delegada de la UTS, Estela Giménez. Indican que: “es un pésimo y preocupante signo, que el gobierno de la Provincia intensifique los ataques a las organizaciones gremiales y a dirigentes sindicales que no puede controlar”.

Agregan que es aún en un momento delicadísimo como este, donde la respuesta del conjunto de los trabajadores de la salud de Córdoba ha sido ejemplar. La CGT Rodríguez Peña – Córdoba envió un comunicado solidarizándose también.

“Es inevitable relacionar estos ataques con la lucha que viene dando la compañera Estela Giménez y los trabajadores de la salud. Denunciando las precarias condiciones con las que trabaja el sistema público de la salud, situación agravada por la pandemia, denunciando falta de insumos, de personal y exigiendo recomposición salarial y mejores condiciones de trabajo” expresa el comunicado de Luz y Fuerza.

Finalmente, desde el gremio concluyen: “Instamos al gobierno de la Provincia y a sus ministros, que cesen esta irracional persecución sindical y que más bien, garanticen los insumos y recursos necesarios para brindar una salud pública de calidad”.

Recordamos que Luz y Fuerza viene denunciando el vaciamiento de la Empresa Provincial de Energía Eléctrica en un plan de lucha que ya lleva más de dos años.

También te puede interesar: Sin comida caliente, al aula: reclaman el regreso del Paicor

El caso de Estela

Recientemente, conversamos con Estela Giménez en el marco del Día de la Enfermería. Nos volvimos a contactar con ella sobre la actual situación. La enfermera es delegada sindical desde 2012.

En 2013, Estela era delegada de la Unión de Trabajadores de la Salud. En aquel momento el director del hospital era el Dr. Perotti, y una de la función de los directores era el manejo del presupuesto anual de la institución.

“Nosotros nos habíamos cansado de tener que renegar con la falta de insumos. Nos faltaban jeringas, nos faltaban Salbutamol, aparte de los faltantes históricos que son sábanas, colchones. Pero aparte faltaba medicación básica. Faltaban antibióticos, corticoides, cosas que eran necesarias en todos los servicios incluso en servicios tan cándidos como Oncología” explica la delegada.

En un diciembre de 2013, las y los trabajadores mediante asambleas decidieron realizar una medida de fuerza: “se hizo retención de servicio. O sea, se atendió como día de paro. Toda la guardia, todos los internados, todo eso permaneció con la atención normal”.

Luego de la protesta, en 2014 se pidió la renuncia al Dr. Perotti. “A partir de entonces, el Gobierno de la provincia de Córdoba no le da más los presupuestos a los directores. Maneja el ministerio (de Salud) la compra de todos los insumos. Después los distribuye a las respectivas farmacias de los hospitales, y desde entonces la falta de insumos es muy escasa” explicó Giménez,

La delegada de UTS, concluye que a partir de esa medida de fuerza, se le inició una causa penal, con un sumario sujeto a la causa. Los gremios denuncian persecución sindical y afirman que desde el gobierno provincial se ha iniciado un juicio por desafuero para sacarle la tutela gremial, y poder despedirla.

“Ellos llegan a un sumario de 6 folios diciendo que llegan a la conclusión de que a mi me tienen que cesantear. Y que elevan esa orden al poder ejecutivo. Por ende, la Provincia debe iniciar un juicio de desafuero para poder cesantearme. Eso estamos enfrentando ahora” concluye Estela Giménez.

Compartí la nota