Crece la deuda no bancaria en Argentina y afecta al 85% de los hogares

Las deudas familiares afectan a 11,9 millones de hogares, que equivalen al 86,5% de los hogares del país. Hablamos de deudas por servicios, impuestos o préstamos no bancarios.

Las deudas familiares “no bancarias” aumentaron 16,1%, de modo que casi nueve de cada diez familias terminan el mes con compromisos de pago pendientes. Hablamos de deudas “no bancarias” cuando nos referimos a los impuestos, servicios públicos y créditos de fuentes externas al sistema financiero formal.

La deuda total de las familias alcanzó los $ 1.905.119 millones y afectó a 11,9 millones de hogares, que equivalen al 86,5% de los hogares del país, unos 163.000 hogares menos que en mayo, aunque creció en $ 83.415 millones la deuda para quienes no pudieron cancelar sus pasivos.

Los datos se deprenden del informe elaborado por el Centro de Economía Regional y Experimental (CERX). La deuda no bancaria aumentó principalmente por el retraso en el pago de impuestos (+24%) y servicios (+15,5%).

Te puede interesar: “Prácticas nocivas que atentan contra niñas y adolescentes”.

“Lo más frecuente en junio continuaron siendo los atrasos en impuestos, que acumuló deudas por $ 185.040 millones, 24% más que en mayo. Las familias continuaron dejando de pagar impuestos como el inmobiliario, patentes, y otros nacionales y municipales”, señaló el documento de la consultora que dirige la economista Victoria Giarrizo.

El informe ilustra el ahogo económico de gran parte de la sociedad, producto de la recesión y la caída de ingresos desatada desde el 2018, agravada por la parálisis de las actividades comerciales producto de la pandemia.

Por otra parte, el informe señala que si bien creció poco (+1,4%) la deuda con “familiares y amigos”, sí aumentó muy fuertemente (+12,6%) las deudas con “prestamistas”, algo que preocupa por su alto costo y riesgo.

“En promedio cada familia adeudaba en junio $ 159.738, un 6% más que en mayo”, señaló el informe.

Otro de los datos que se resaltan de junio es el aumento del temor de los hogares a perder ingresos o el empleo que, para el 44,9% de las personas, es “muy alto” y que, cuando finalice la cuarentena, si se recuperan los ingresos el 61,8% de los hogares los destinará a cancelar pasivos.

“En la medida que se liberen más actividades es de esperar que las familias vayan regularizando sus deudas no bancarias. Pero ese proceso será muy lento e irá combinado con aumentos en el stock de deuda de quienes perdieron ingresos o empleo y no recuperan todavía”, analizó el CERX.

La consultora remarca un pronóstico que ya no es noticia: la enorme cantidad de deuda pondrán un freno a la recuperación de la economía post pandemia. Esto es porque, cuando vuelvan a haber ingresos, lo “primero se cancelarán las deudas y después habrá consumo”.

La información recabada por el CERX surge del cruce de datos del Banco Central de la República Argentina (BCRA) con una encuesta realizada a 6.770 hogares entre el 22 y 25 de junio.

×