Almaceneros y repartidores, juntos frente a la crisis

Actualizado: 1 abril, 2020

La cuarentena obligó a cientos de negocios de todos los rubros a bajar sus persianas momentáneamente y, en efecto, dejó a cientos de trabajadores sin sus ingresos. En este marco, almaceneros y repartidores llegaron a un acuerdo para dar respuesta a cientos de trabajadores.

Es sabido que el distanciamiento social obligatorio que decretó el Presidente de la Nación afectó a una gran porción de trabajadores en el país. Sobre todo, a cuentapropistas y monotributistas que no están en relación de dependencia.

Es por eso que, en un intento de paliar la situación y enfrentar la crisis, surgen acuerdos estratégicos entre las organizaciones sindicales. En este caso, entre el Centro de Almaceneros de Córdoba y el Sindicato de Motociclistas, Mensajeros y Cadetes.

Te puede interesar: Los trabajadores de apps buscan cómo seguir su servicio.

Ambas organizaciones trabajarán juntas para atender a los vecinos y vecinas de distintos barrios, con un sistema de delivery online. ¿Cómo funcionará? Los negocios barriales adheridos al programa “El comercio en tu casa” podrán tomar pedidos desde llamadas o vía WhatsApp y, luego, dar aviso desde una aplicación al cadete más cercano.

Según contó a este medio el titular del Sindicato de Cadetes, Diego Sánchez, la idea no es nueva sino que ya venía desarrollándose hace tiempo pero la situación de la pandemia aceleró el proceso.

La cuarentena obligó a cientos de negocios de todos los rubros a bajar sus persianas momentáneamente y, en efecto, dejó a cientos de trabajadores sin sus ingresos.

En ese contexto, Diego Sánchez cuenta cómo fue creciendo la búsqueda de trabajo en el sector de cadetes y repartidores.

Si bien explicó que en los últimos días aumentó la venta por delivery, es mayor el crecimiento de personas que buscan una salida laboral: “Mucha gente que pierde su trabajo, agarra la bici o agarra la moto y empieza a trabajar al otro día”.

Por eso, el convenio entre almaceneros y repartidores surge para dar respuesta al impacto que produjo en la economía el coronavirus. En el mejor de los casos, será una opción laboral para cientos de cadetes que quedaron sin trabajo y, a su vez, mejorar las ventas en los almacenes de barrio.

Por Cristian Dominguez

Compartí la nota