Rappi prefiere pagar multas antes que reconocer al sindicato

Rappi prefiere pagar multas antes que reconocer al sindicato

La empresa de delivery Rappi pagó una multa dispuesta por la justicia porteña, pero se negó a desbloquear a 3 trabajadores despedidos que forman parte del sindicato de deliverys de aplicación. 

En marzo, la Justicia porteño falló a favor de los trabajadores de Rappi y ordenó a la empresa a reincorporar a tres jóvenes que se les había bloqueado el acceso a la plataforma laboral.

Te puede interesar: Más de la mitad de los argentinos tiene problemas de trabajo. 

Así, intimaron a la compañía de deliverys al “cese, en forma urgente, con la conducta antisindical desplegada y proceda inmediatamente a desbloquear el acceso a su aplicación informática y móvil (Soy Rappi), mediante las respectivas identidades digitales de los actores, a fin de que continúen prestando servicios”

Los empleados que fueron desvinculados de la empresa forman parte de la Asociación de Personal de Plataformas (APP) y fueron, en parte, quienes pujaron la iniciativa por la sindicalización de los deliverys y la discusión judicial que determinará si existe una relación de dependencia entre los deliverys y las plataformas.

Para reafirmar su postura en contra de la organización gremial, los directivos de Rappi prefirieron pagar una multa de 58 mil pesos a cada uno de los trabajadores afectados.

Por su parte, el abogado de APP, José Tribuzio, indicó a Página 12 que desde la empresa “prefieren pagar la multa antes que cumplir con la sentencia porque eso establecería que hay un vínculo entre el trabajador y la plataforma”.

Cabe destacar que el modelo de trabajo de las apps se ajusta a la flexibilización del trabajo. En Rappi, las y los trabajadores no tienen derechos laborales ni de organización sindical, cómo tampoco cuentan con obra social ni jubilación. Por supuesto, ni siquiera gozan de indemnización ante un despido.