Columnas

Messi e Ibai ¿ejemplos para los varones?

El líder de la selección argentina de fútbol masculino y el streamer español protagonizaron situaciones que se pueden destacar como una buena práctica dentro de las masculinidades. ¿Desde dónde hablamos para frenar una actitud de un amigo? Muchas veces vemos actitudes de amigos que sabemos y comprendemos que no dan. Pero cuesta marcarles los puntos. […]

🕒  6 minutos de lectura

 | 

El líder de la selección argentina de fútbol masculino y el streamer español protagonizaron situaciones que se pueden destacar como una buena práctica dentro de las masculinidades. ¿Desde dónde hablamos para frenar una actitud de un amigo?

Imagen de Ollebolle123 en Pixabay 

Muchas veces vemos actitudes de amigos que sabemos y comprendemos que no dan. Pero cuesta marcarles los puntos.

Surgen miles de preguntas. Por qué yo le voy a decir al otro que no haga esto, desde qué lugar y sobre todo cómo. Sobre esta última pregunta es el título de la nota, para la ansiedad de quien no entiende de qué va. Es una pregunta, no es que Messi e Ibai, sean ejemplos a seguir. ¿O si? A debatir.

Antes de arrancar, resulta interesante el siguiente posteo de la página de machos a hombres.

Entendiendo lo planteado es que nos preguntamos cómo accionar dentro de nuestros círculos

También te puede interesar: "La ternura adquiere un poder revolucionario entre los varones"

De la inacción a la acción

Nuestra sociedad continúa transformándose de la mano del feminismo y los movimientos de igualdad de derechos para las diversas expresiones de género. Incluyendo a todo el colectivo LGBTIQ+.

En este sentido, para los varones no había un lugar definido. Mejor dicho, no teníamos porqué tenerlo. La idea era correrse del medio, salir, dejar lugar, ceder un poco de los privilegios de un sistema hecho para nosotros.

Para poner en contexto, recuerdo una marcha del 8M donde el pedido concreto era: varón, no vengas a marchar, si querés ayudar, bancá en lo que puedas a tu amiga o familiar para que pueda venir.

En un momento donde El Resaltador no era cooperativa y no contábamos con disponibilidad para que la cobertura del 8M fuera realizada exclusivamente por mujeres, fui a realizar la cobertura. A sostener el micrófono y el equipo de audio.

Me sentí realmente incómodo y fuera de lugar. Nadie me quería ahí. Y era obvio, ya que a pesar de estar escudado en la cobertura, el pedido de no asistir, no fue respetado.

En fin, eso fue hace 5 o 6 años. Hoy el proceso de transformación social, cambió y nos pide pasar a la acción dentro de nuestros círculos de varones.

También te puede interesar: Nuestra responsabilidad: 10 consejos para trabajar la masculinidad

¿Desde donde frenar a tu amigo?

El pedido es que marquemos a nuestros amigos esas actitudes y acciones que no van más. Que mande un video porno a un grupo, que le tiren un comentario a una piba, ni hablar de casos aún más graves.

El punto es que siempre surgen las dudas que planteamos:¿por qué yo le voy a decir al otro que no haga tal cosa?¿Desde qué lugar? Tan fácil que nos sale mansplanear y tanto nos cuesta hablar entre hombres!

Conversando con un amigo encontré una respuesta tan obvia que no sé si tiene sentido esta columna. Hablando con Javi Vargas, quién trabaja con masculinidades, le pregunté desde qué autoridad se le habla a un compañero.

La respuesta fue: ninguna autoridad. Básicamente hay que hacerlo porque es una postura política. Es reconocer el cambio de paradigma de nuestro mundo y actuar en consecuencia.

No tiene que ser algo tan explicado, es simplemente ser acorde a los tiempos que corren. Y además no hay ninguna autoridad en juego ya que somos varones en procesos de aprendizajes.

Es más, se entiende que ejercimos y ejercemos violencias. Eso no es justificativo para no actuar si logramos reconocer los procesos en los que estamos insertos.

La respuesta de actuar, de decirle a un amigo no da, como forma de acción a partir de una decisión política, es suficiente argumento. Entendiendo todo lo hablado antes.

La actitud de Messi

En los festejos por el campeonato, Messi lo frenó a De Paul. Foto: elpais.com

Ahora bien, la pregunta que sigue es cómo. Bajo qué parámetros y formas ya que si intentamos mejorar y aprender, indiscutiblemente no podemos quedarnos en un planteo simple ya que se dan muchas diferentes situaciones.

Ante esto, en las últimas semanas hubo actitudes de dos referentes masculinos de dos ámbitos machistas por excelencia: el fútbol y el stream (sobre el stream es una apreciación personal del recorte de streamers que conozco).

Situación: Final de la Copa América, Argentina ya es campeón y Rodrigo De Paul se apresta a cantar: "brasilero, brasilero, que amargado se te ve".

Messi motivado por múltiples razones, lo para en seco. Hay un entendimiento de De Paul sobre que lo que estaba por hacer, no da. No merece conversación posterior.

Después hubo tiempo en el vestuario para cantar mil y una giladas. Pero está bueno anotar que, si en un grupo de amigos están en una misma sintonía (hay que apuntar a eso) no hace falta mucha explicación para cortar una actitud que no da. 

El compartir ciertas ideas y conceptos, el estar en una misma armonía, el conocernos, las conversaciones que hay que tener, generan esa confianza para que la explicación no sea tan profunda. Además, estar presente en el momento en que se produce la acción genera esta posibilidad, y responsabilidad. No hace falta remarcar qué es lo que no da, está sucediendo.

Aclaración: no es que Messi haya roto un pacto de varones ni nada por el estilo. Pero si hablamos de cómo hacerlo, es una forma potable. Siempre y cuando no se necesiten aclaratorias y estemos con personas que piensan parecido y entienden los procesos en los que estamos de forma similar. Así, de una, en seco, cortar la acción o actitud.

Ibai, un poco más allá

Ibai y una actitud ejemplificadora con Mostopapi y Naim Derrechi. Foto: marca.com

Por otro lado, lo tenemos a Ibai Llanos, el streamer que tuvo una actitud mucho más ejemplificadora. Vio algo que pasó, que se relacionaba con un amigo de él y a pesar de no haber estado en el lugar y momento, le explicó por qué ese contenido estaba mal.

Les dejamos una columna sobre el tema pero seguramente ya lo han visto. Preferimos hablar de consentimiento e influencia. Por eso, no vamos a explayarnos en el qué hizo Ibai sino en cómo.

En este sentido, pueden darse situaciones donde no estemos presenciando esa acción o actitud que un amigo realiza que no esté bien. Puede ser una charla en donde nos cuenta una experiencia con otra persona, que nos muestre un video de algo del finde, o una situación similar.

El no estar presente, no inhabilita a actuar en consecuencia. Como hizo Ibai, hay que expresarnos. Explicar los por qué, abrir una instancia de diálogo, son formas de generar ese camino.

Sobre todo cuando no existen los mismos sentidos compartidos, con esos amigos que encontramos diferencias. No es sensato pensar “son así, no le digas nada”. Esta situación se ve más palpable en el caso de Ibai. E instar a actuar.

El streamer le dijo a su colega Mostopapi, “bajá este contenido” entendiendo la influencia del video en internet. Estás hablando de un tipo que cuenta sin ningún tapujo, que viola sistemáticamente. 

Existen miles de situaciones, miles de personas, una lista larga de actitudes que precisamos cambiar y cientos de formas de hacerlo. La cuestión está en que, a pesar de no tener una especie de receta o forma de actuar, lo hagamos, nos animemos. No se trata de convencer a nadie sino de tomar postura (política y social) frente a los procesos que nos apelan.

Por Ramiro Quintanilla

Ramiro Quintanilla

Dedicado a la redacción por la tarde en la cooperativa. Comunicador. Me interesa lo político, el ambiente, los pueblos originarios, la salud mental, la cultura y creo que antes de decir hay que aprender a preguntar, o no?
Ver más notas
Enterate acá
Enterate acá

Relacionado

Enterate acá

Más de lo último