Lesa humanidad: sólo el 12% recibieron sentencias por delitos sexuales

Abuso deshonesto, violaciones y abortos inducidos son las principales causas de las sentencias firmes desde 2006 a la fecha relacionadas con la última dictadura cívico-militar.

Según un informe que publicó el Ministerio Público Fiscal, elaborado por la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad, desde el 2006 hasta ahora han sido condenados 915 personas fueron condenadas por distintos crímenes de lesa humanidad perpetuados durante la última dictadura cívico militar en Argentina.

Te puede interesar: Plan Condor: 24 represores sudamericanos fueron condenados en Roma. 

De esta totalidad, sólo 94 recibieron sentencias por delitos sexuales. Dentro de esta cifra, se detalla que el 51% de los casos fueron por abuso deshonesto o sexual, mientras que el 46% fue por violaciones y el 3% restante por abortos inducidos.

A su vez, de las 974 personas detenidas por delitos de lesa humanidad, 649 de ellas (67 por ciento) cuenta con modalidad de arresto domiciliario y 248 están alojadas en unidades del Servicio Penitenciario. Mientras que el 8 por ciento restante se encuentra en reclusión en la Unidad Penitenciaria de Campo de Mayo y dependencias de fuerzas de seguridad tanto federales como provinciales.

La agrupación HIJOS difundió una nota resaltando la situación en torno a la escasa cantidad de sentencias por delitos sexuales:

“Los delitos sexuales fueron parte del cotidiano en los centros clandestinos que funcionaron en el país. Llevó muchos años poder dimensionar la funcionalidad de esta práctica en la planificación del terrorismo de Estado y poner en palabras no solamente la memoria, sino también la denuncia. Fue necesario un gran trabajo de abogadas y abogados, sobrevivientes, familiares y testigos para que en el Poder Judicial se empezaran a producir algunos cambios necesarios para contener a las víctimas de esos crímenes, cuando los culpables habían estado sueltos e impunes durante décadas. ¿Qué víctima sobreviviente podía sentirse segura con su violador caminando por las calles? Los crímenes de violencia sexual no estuvieron aislados del plan represivo general de los genocidas: fueron parte. Pero diferenciada. De eso se tratan las cifras, que son la historia, nuestra memoria y nuestra necesidad de justicia”.

Los crímenes de violencia sexual no estuvieron aislados del plan represivo general de los genocidas: fueron parte. Desde 2011 se investiga su uso “como un mecanismo sistemático, no aislado”.

Compartí la nota