Elecciones en Bolivia: Un estudio pone en duda el informe de la OEA

Un estudio elaborado por investigadores independientes calificó como “deficiente” el análisis de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que concluyó que hubo fraude en los comicios generales en Bolivia en octubre de 2019, e indirectamemte condujo al exilio al ex presidente Evo Morales.

The New York Times publicó una nota titulada ‘Una elección amarga. Acusaciones de fraude. Y, ahora, una reconsideración”, que reclama respuestas de parte de Luis Almagro, el secretario general de la OEA, por el informe preliminar sobre las elecciones polémicas del año pasado, que terminaron con Jeanine Añez asumiendo, autoproclamada y sin quórum, el gobierno de Bolivia.

El artículo de NYT utiliza como fuente un estudio de investigadores de las universidades de Tulane, en New Orleans, Pennsylvania, que consigna “datos obtenidos por The New York Times de las autoridades electorales de Bolivia”.

Según la investigación, la organización americana usó un método estadístico inapropiado, que creó artificialmente la apariencia de un quiebre en la tendencia de la votación. La nota del diario, resalta que el consultor de la OEA que hizo el análisis estadístico en la auditoría final fue consultado en varias ocasiones por los autores del estudio, pero no proporcionó detalles ni compartió sus métodos.

Recordemos que en es auditoria, la OEA había detectado, entre otros, cambios en las actas y falsificación de las firmas de jurados de mesas y la redirección de datos a dos servidores ocultos y no controlados por el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

“Examinamos detenidamente la evidencia estadística de la OEA y hallamos problemas con sus métodos. Una vez que corregimos esos problemas, los resultados de la OEA desaparecen, sin dejar evidencia estadística de fraude”, explicó el economista y coautor del informe Francisco Rodríguez en declaraciones recogidas por The New York Times. 

Es decir, los investigadores han observado que la conclusión a la que llegó la OEA de que los votos a favor de Morales aumentaron inexplicablemente una vez que el conteo se reanudó, estuvo basada en datos incorrectos y técnicas estadísticas inapropiadas.

Sobre la investigación citada y el articulo publicado, Juan Manuel Karg, politólogo de la UBA y analista Internacional, en dialogo con RT sostuvo que quienes cubrieron elecciones previas en Bolivia saben que los votos rurales, del campo, son los últimos que ingresan.

“Históricamente, por cuestiones demográficas. Y son favorables al MAS en un 80%. Por eso no hubo quiebre de tendencia: existió la misma tendencia que en todas las elecciones anteriores, ya sean presidenciales o legislativas. Se profundizó el voto a Morales con la carga final de esos votos”, explicó Karg.

Por último, recordamos que hay fecha fijada de elecciones en el país vecino, el próximo 6 de septiembre. El día fue resultado de marchas y contramarchas entre el legislativo, el Ejecutivo y el Tribunal Electoral.

Fuente: RT; The New York Times.

×