Debido al mal olor y gusto del agua, elevaron nuevos reclamos al Ersep

Debido al mal olor y gusto del agua, elevaron nuevos reclamos al Ersep

El Foro Ambiental Córdoba busca conocer si en la evaluación que realizó el Ersep días atrás se detectaron sustancias tóxicas. En este contexto, el Foro recordó que por la resolución 174/2016 el agua debe tener aspecto, olor y sabor aceptable por la mayoría de los usuarios. 

Las condiciones en las que se encuentra el agua potable de nuestra ciudad fueron cuestionadas días atrás, cuando más de un usuario efectuó su queja por el mal olor y sabor que percibía al tomar agua en su casa.

Te puede interesar: ¿De dónde viene el mal olor y el gusto extraño del agua en Córdoba?

Frente a esto, Aguas Cordobesas estableció que la Planta Potabilizadora Suquía -la cual se encarga de suministrar agua potable al 70% de la población- sufrió un ingreso de algas “propias de la estación del año“, que luego fueron removidas en el proceso de potabilización para dejar el agua lista para el consumo.

A pesar de las aparentes soluciones al problema del agua, el Foro Ambiental Córdoba se mostró preocupado ante el Ersep, solicitándole un informe de los análisis realizados para determinar la calidad del agua. A partir del 25 de julio -fecha en la que se solicitó el informe- el Ersep tiene 10 días hábiles para entregar esos datos.

Entre las principales exigencias, el Foro destacó que el informe de Aguas Cordobesas no especifica el tipo de algas que generaron y generan este problema. También remarcó que “el agua del lago San Roque es utilizada en otras localidades pertenecientes a las Sierras Chicas, por lo que comparten la misma problemática al menos con el agua cruda”.

Ante esta problemática, el Foro quiere saber si se monitorearon desde el Ersep cuatro sustancias orgánicas que provocan olor y sabor desagradable en el agua; se trata de sustancias que pueden contener toxinas graves. Posteriormente, el Ersep confirmó que le solicitó al Área de Calidad de la Gerencia de Agua un informe al respecto, mientras que aún se encuentran realizando monitoreos.

Por Carmela Laucirica