¿Cómo contribuir a la erradicación de la violencia machista?

El 25 de noviembre, se conmemora el día internacional contra la violencia de género, una problemática social que atraviesa a todas las comunidades y sobre la que debemos actuar.

Crédito: Amnistía Internacional- España

Este flagelo, que impacta sobre mujeres y diversidades, es histórico. Responde a la lógica del sistema patriarcal, pero con el paso de los años, el movimiento feminista se ha posicionado como fuerza de combate contra la violencia de género.

Los datos reflejan un panorama sobre el que debemos trabajar: En Argentina se contabiliza un femicidio cada 32 horas. A nivel mundial, antes de la aparición de la pandemia, 243 millones de mujeres y niñas habían sido maltratadas por sus compañeros sentimentales en el último año.

La emergencia sanitaria profundizó esta problemática, el Estado está fallando. Poner fin a la violencia contra las mujeres y diversidades es asunto de todas y todos.

Te puede interesar: ¿Por qué se conmemora el Día Internacional contra la violencia de género?

1. Escucha a las sobrevivientes

Cuando una mujer comparte su historia de violencia, da el primer paso para romper el ciclo de maltrato. Debemos garantizarle el espacio seguro que necesita para hablar y ser escuchada.

CLAVE: al tratar casos de violencia sexual, la sobriedad, vestimenta y la sexualidad de la víctima son irrelevantes. El autor es el único responsable de la agresión y debe asumir la responsabilidad por sí solo.

2. Enseña a la próxima generación y aprende de ella.

Empeza conversaciones sobre los roles de género a edad temprana, cuestiona los rasgos y las características tradicionales asignadas a hombres y mujeres. Habla sobre el consentimiento, la autonomía física y escucha lo que los más chicos tienen para decir.

CLAVE: Replantear los estereotipos a los que niñas y niños se enfrentan constantemente. Reforza este pensamiento: No hay nada malo en ser diferente. Fomenta una cultura de aceptación.

3. Exige respuestas y servicios adecuados para su propósito.

Los servicios para las sobrevivientes son esenciales. Debe haber refugios, líneas de atención telefónica, asesoramiento y todo el apoyo que necesiten, incluso durante la pandemia del coronavirus.

CLAVE: Lucha para que los gobiernos se comprometan en financiar, responder, prevenir, recopilar datos para mejorar los servicios de asistencia.

4. Comprende qué es el consentimiento.

En lugar de oír un “no”, asegúrate de oír un “sí” activo que haya sido expresado por todas las personas involucradas. Integra el consentimiento convencido en tu vida y habla de él.

CLAVE: Cuando se trata de consentimiento, no hay límites difusos.

5. Si te preocupa una amiga que pueda estar sufriendo violencia o se siente insegura junto a alguien, revisa los siguientes indicios de maltrato:

  • Recibir mensajes de acoso por parte de su pareja.
  • Parecer tener miedo de su pareja o mostrarse ansiosa por complacerla.
  • Tener un acceso limitado o ningún acceso a las finanzas o la toma de decisiones.
  • Mostrar cambios en la personalidad, la conducta o la apariencia física.
  • Dejar de atender las necesidades mentales, emocionales, físicas y espirituales.

6. Inicia una conversación

La violencia contra las mujeres y las niñas constituye es omnipresente, pero no es inevitable, a menos que permanezcamos en silencio.

CLAVE: Abrí el debate, hablemos francamente. Pensemos entre todos.

7. Demuestra tu oposición a la cultura de la violación.

La cultura de la violación se da en entornos sociales que permiten que se normalice y justifique la violencia sexual, y en estos entornos se alimenta de las persistentes desigualdades de género y las actitudes sobre el género y la sexualidad.

CLAVE: Poner nombre a la cultura de la violación es el primer paso para desterrarla.

8. Aporta con donaciones a organizaciones de mujeres.

Ayudan a las mujeres, amplifica sus voces, apoya a las sobrevivientes y promueve la aceptación de todas las identidades de género y sexualidades.

9. Sé responsable y exigí responsabilidades a los demás.

Denuncia ciertos comportamientos: los silbidos, los comentarios sexuales inapropiados y los chistes sexistas. Promove un ambiente más seguro retando a tus compañeras y compañeros a reflexionar sobre su propio comportamiento y manifestándote cuando alguien se pase de la raya, o pidiendo ayuda a otras personas si sientes algún temor.

10. Conoce los datos y pedí más información.

La recopilación de datos es fundamental para aplicar con éxito medidas de prevención y proporcionar a las sobrevivientes el apoyo adecuado. Debido a que la violencia de género ha aumentado durante la pandemia de COVID-19, las brechas en la recopilación de datos sensibles al género son más evidentes que nunca.

CLAVE: Exigile a tu gobierno que invierta en la recopilación de datos sobre la violencia de género.