Advierten por carreras de motos que harán en zonas rojas de bosque nativo

Advierten por carreras de motos que harán en zonas rojas de bosque nativo

Desde la Adacc indicaron que los tramos previstos para el evento serían sobre zonas protegidas del monte nativo cordobés. En este marco, exigen a la Secretaría de Ambiente que informe sobre el estudio de impacto ambiental y su correspondiente aviso a la comunidad.

Los próximos 22 y 23 de junio se realizará el Córdoba Sierras Challenge, se trata de una carrera de motos enduro. El evento será compartido entre los municipios de Bialet Massé y Santa María de Punilla, siendo el epicentro del paddock esta última localidad, desde donde se dirigirán las operaciones principales.

Sin embargo, a pesar de ser un evento novedoso para el Valle de Punilla y toda la provincia, desde la Asamblea en Defensa del Ambiente Córdoba Capital (Adacc) señalaron un problema: la carrera pasará en plena zona roja (según el Ordenamiento Territorial de Bosque Nativo) y la Secretaría de Ambiente aún no informa si han presentado estudio de impacto ambiental ni audiencia pública por el proyecto.

Te puede interesar: Defensores del ambiente se unen por el bosque nativo de Córdoba.

La Ley 9814, conocida como la “ley de bosques de Córdoba”, establece mediante un mapa cuáles son las zonas que deben ser protegidas y resguardadas para preservar el monte nativo y su biodiversidad. En tanto, si algún proyecto pretende hacer cambio de uso del suelo en estos lugares, deberán ser considerados de interés público y, posteriormente, presentarse un estudio de impacto ambiental y ser expuesto a la comunidad mediante una audiencia pública.

“Cabe destacar que en las zonas rojas del lado de Sierras Chicas muchos de los predios donde se han hecho estas carreras (La Calera y Villa Allende), el cambio de uso del suelo facilitado por la autorización de ambiente para las competencias, facilitó la creación de antecedentes para el posterior loteo (La Deseada, Posta de Farías)”, explicaron desde Adacc. 

En tanto, advierten que, a pesar de que se lleven a cabo estos procesos, hay leyes nacionales y provinciales que prohíben estas actividades en bosques protegidos.

“Recordemos los múltiples incendios que se han desencadenado en nuestras sierras por estas carreras, el 40 % del total, más de 85.000 ha quemadas en la última década por ésta causa” señalaron los asambleístas. Y alertaron: “Estamos en época de incendios, sequía y vientos que favorecen los incendios. Es una irresponsabilidad de quienes apoyan estas iniciativas“.