Abuso sexual: “No entendieron que no es no”

El 10 de diciembre inició el juicio contra Diego Sebastián Báez y Maximiliano Osvaldo Sánchez, por un hecho perpetrado en 2018.

Hace tres años, los acusados fueron procesados con prisión preventiva y trasladados al Servicio Penitenciario Provincial (San Luis), por abusar sexualmente de una adolescente de 16 años.

Según informó el portal El Corredor Noticias, la familia de la denunciante solicitó que se juzgue a Báez y Sánchez con perspectiva de género.

¿Qué delito se les imputa? El de abuso sexual con acceso carnal agravado por resultar en un grave daño a la víctima y por la participación de dos o más personas(Artículo 119, párrafo 3 y 4, inciso A y D, del Código Penal Argentino).

Para difundir el caso y repudiar el hecho, nos comunicados con la abogada de la familia, la doctora Liliana Fernández, quien explicó que la pena del delito oscila entre los 8 a 20 años de cárcel. 

“Como particular damnificado quisiera que la setencia fuera la pena máxima, que son 20 años. Que sea una pena ejemplar para que nunca más ocurra”, expresó la entrevistada.

Para la letrada es importante difundir el hecho para que nunca más ocurra algo así, y agregó “yo creo en la Justicia, hay que esperar el día jueves que va a ser el veredicto“.

La profesional piensa que esta semana se dará una pena ejemplar. “Lo único que quiero es que esto se termine para siempre, que nunca más haya violencia contra la mujer, ni el mínimo gramo de violencia”, sostuvo.

Fuente: https://www.nacionrex.com/

El hecho

Fernández contó que el abuso sexual se perpetró el 17 de febrero de 2018 y por razones personales se lo acuerdo, lo tiene grabado a fuego, no porque me le haya pasado a ella, sino por lo que vivió la menor.

“Era una niña que no merecía semejante atrocidad, semejante humillación, degradación. Y voy a usar los términos viejos del delito, fue violada, ultrajada, humillada, degradada, en su cuerpo quedaron las lesiones de este delito”, recordó la entrevistada.

Pero la denunciante reaccionó contra los agresores, quedaron en su cuerpo las pruebas de esta defensa, pero los abusadores no pararon.

El argumento nefasto de la defensa

“Se pretenden defender diciendo que la niña ‘los provocó’, con hechos que no pudieron probar. Parece que la reacción de estos hombres es la humillación de la violación a la persona, así respondieron, no entendieron la negativa de ella, que fue contundente y con fuerza. No entendieron que no es no“, explicó la abogada.

La entrevistada cree que la Justicia va actuar bien, piensa que los camaristas van a tratar de terminar con este tipo de hechos en Merlo.

“Yo creo en la Justicia de mi provincia, pienso que todavía está limpia, nosotros estamos en un pueblo chiquito. Todavía creo en la honestidad del sistema judicial”, enfatizó la doctora.

Crédito:  Antonella Hernandez

La palabra de la familia

En dialogo con este medio, reiteraron que piden que se juzgue con perspectiva de género este hecho.

Sostienen que en este tipo de casos es importante que se aborde desde ese lugar, que se piense en el daño que se le hizo a la víctima.

Es importante resaltar que la denunciante espera la máxima condena, en sintonía con lo expresado por la abogada.

– ¿Notaron una mirada de género sobre el caso por parte del Tribunal?

“Si, vimos una diferencia en esta parte del juicio ya que se cambió de juez y en este momento quien está a cargo es una jueza con perspectiva de género, y no es un detalle menor que ante este tipo de casos quien este a cargo del juicio sea una mujer”, destacó la familiar de la denunciante.

La sentencia se va a conocer este jueves, el tribunal, integrado por Sandra Piguillem, Luis Manuel Sosa y Sergio Darío De Battista, hará público el fallo.

Al respecto, la entrevistada señaló: “Como familia esperamos la máxima condena, que se haga justicia es una forma de decir ¿no? Porque lo que le hicieron a mi hermana es imperdonable y no hay condena que repare eso”.

En esa línea, agregó: “Creemos que es importante visibilizar este tipo de atropellos a la mujer porque se tienen que acabar, porque tienen que dejar de violarnos, matarnos”.

A nivel emocional, la familia se encuentra conteniendo a la denunciante, esperan que se termine este proceso judicial para poder darle un cierre a la situación que viven desde hace tres años.

“Exigimos la máxima condena y ¡no nos callarán nunca mas!”, concluyó.

Si estás en situación de violencia de género, podés llamar a la línea gratuita 144, que funciona las 24 horas, todos los días del año, o comunicarse por mensaje de WhatsApp a los números: 1127716463 – 1127759047/48.

En la provincia de Córdoba, también contamos con la asistencia del Polo Integral de la Mujer (Entre Ríos 680, capital), cuyo personal esta de guardia las 24 horas, todos los días del año. O llamando al 0800-888-9898, una línea gratuita que recepta denuncias las 24 horas.