¿A quién eligió Schiaretti como fiscal General?

Juan Manuel Delgado, actual Procurador del Tesoro nombrado por el Gobernador, fue propuesto para ser jefe de los fiscales de la Provincia.

Luego de la salida de Alejandro Moyano, durante los últimos dos años, el Ministerio Público Fiscal (MPF) estuvo a cargo de los adjuntos José Antonio Gómez Demmel, de tinte schiarettista, y Héctor David, de la corriente delasotista.

El MPF es un órgano estatal independiente que integra el sistema de administración de justicia. Y según explicó el periodista Dante Leguizamón, es la institución que marca la política criminal de la provincia.

Ahora bien, este organismo responde a una organización vertical y está integrado por el Fiscal General -que es su autoridad máxima-, por cuatro Fiscales Adjuntos y por los Fiscales de Cámara, en lo Correccional, de Instrucción, en lo Civil y Comercial, de Familia y en lo Penal Juvenil que determine la ley.

Por eso, que Schiaretti proponga a una persona de su confianza para dirigir al MPF, no sorprendió pero si generó alarmas. Como bien menciona el medio enredacción.com.ar, parece una medida para cerrar cualquier frente judicial cuando el actual Gobernador abandone su cargo dentro de dos años.

El mandato del fiscal General es de cinco años y con el apoyo de la mayoría de Hacemos por Córdoba, Juan Manuel Delgado llegaría y ocuparía el cargo el hasta el 2026. En este rol, podrá decidir qué causa se investiga y cuál no. Qué oportuno, ¿no?

Hablemos un poco sobre el posible fiscal General y sus posibles líneas de acción

Juan Manuel Delgado nació en Córdoba el 23 de marzo de 1971, tiene 49 años, egresó de la Universidad Católica de Córdoba (UCC) como abogado y escribano en 1995.

En 2010 obtuvo su magíster en derecho empresarial en la Universidad Austral (UA). Se vincula a esta institución con el Opus Dei, uno de los sectores más conservadores de la Iglesia Católica nivel global y con un importante poder económico.

En esa línea, Leguizamón, en su cuenta de twitter, señaló que Delgado es hombre del conservadurismo católico cordobesista, cercano a desarrollistas, parte del Grupo Edisur.

Según informó el portal citado en esta nota, es socio de los abogados Ferrer y González Leahy, principalmente ha sido representante de los desarrollistas inmobiliarios.

Un sector poderoso en la provincia, que trabaja por la periferia de la ley y apuntado por las organizaciones ambientalistas por los incendios y proyectos de nuevos caminos sobre zonas que deberían ser protegidas por la normativa local.

El abogado es cercano al legislador Aurelio García Elorrio, opositor a la interrupción voluntario del embarazo, y uno de los que promovió el freno, por casi siete años, del protocolo para la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) en Córdoba.

Siguiendo la información del periodista, el casi seguro fiscal General, es públicamente “AntiK”, es más, fue aportante privado de Cambiemos en el Ballotaje 2015, puso 48 mil pesos para la campaña que llevó al poder a Mauricio Macri.

“La estrategia del gobernador es presentar a Delgado como ‘un técnico’, pero es mucho más. Fue abogado del ex yerno de De la Sota cuando este estuvo en medio de un escándalo con el Banco Interamericano de Desarrollo“, resaltó el comunicador Dante Leguizamón.

Córdoba tendría a un fiscal General conservador, católico y fiel al Gobierno. ¿Qué causas pasaron por sus manos? ¿Qué justicia llegará a la provincia?

Con información de Dante Leguizamón y enredaccion.com.ar

Compartí la nota