San Juan: la Justicia había anulado un aborto pero dio marcha atrás

La decisión fue tomada por el mismo tribunal luego de que el abogado de la mujer se presentara el martes pasado, informando que la interrupción ya se había realizado diez días antes de la orden judicial.

San Luis: fallo declaró "inconstitucional" la ley del aborto y generó repudio
San Luis: fallo declaró “inconstitucional” la ley del aborto y generó repudio

El pasado 3 de mayo se dio a conocer una insólita noticia en San Juan: la Justicia Civil de la Provincia ordenó suspender la realización de una Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) al hacer lugar a una medida cautelar presentada por la expareja de la mujer que iba a abortar.

Ayer, 6 de mayo, la misma sala de la Cámara Civil de Apelaciones de San Juan dio marcha atrás y anuló su fallo. La decisión fue tomada por el mismo tribunal luego de que el abogado de la mujer se presentara el martes pasado, informando que la interrupción ya se había realizado diez días antes de la orden judicial.

Te puede interesar: “Barrio Yapeyú: “Mi nieta de 13 años fue abusada por un polícia y no toman la denuncia”.

La Sala III de la Cámara, integrada por los jueces Juan Carlos Pérez, Juan Carlos Noguera Ramos y Sergio Rodríguez, que aceptó judicializar una decisión que corresponde al fuero íntimo de la mujer y que resulta amparada por la ley, recién dio marcha atrás cuando el centro hospitalario donde se realizó la IVE confirmó que se había cumplido con la interrupción del embarazo dentro del plazo legal.

Por otro lado, el tribunal rechazó el pedido del hombre -erróneamente denominado como progenitor en algunos medios-, de considerar inconstitucional la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

El fallo del tribunal surgió luego de que el abogado de la mujer presentara un recurso ante la Cámara denominado “de reposición” en el que se señalaba que el dictamen carecía de lógica, resultaba absurdo y confundía a la sociedad. El abogado pidió que se especificara “que es voluntad exclusiva y personalísima de la mujer, ejercer la opción de interrumpir o continuar un embarazo dentro del término previsto por ley”.

Analizando la sucesión de los hechos, la solicitud de IVE fue presentada ante la obra social por el hombre el 9 de abril, y diez días después, él mismo pidió la interrupción del trámite. 

Ante esa situación, al día siguiente, 20 de abril, la mujer inició su pedido de acceder a la IVE en hospital público. El procedimiento se realizó el 21. Y la expareja inmediatamente publicitó el caso, pero con otra versión, con el reclamo de impedir la IVE, dando la idea de que no se había realizado. La justicia de Familia se declaró incompetente y una jueza de primera instancia en lo Civil rechazó el pedido de cautelar. 

Recién el 27 de abril, es decir, seis días después de realizada la IVE, los abogados de la expareja lograron apelar y que la Cámara les hiciera lugar. La urgencia del tribunal fue tal que admitieron la cautelar y dieron 72 horas para que el demandante presentara pruebas. Ese fallo fue promocionado por los antiderechos como una victoria cuando, en realidad, fue una pantalla levantada con ayuda judicial.

Fuente: Página 12.

Compartí la nota