“¿Quién cuida a las que cuidan?” carta para la ministra de la Mujer

Las profesionales que asisten a personas en situación de violencia de género, denuncian precarización laboral y falta de respuesta por parte de las autoridades.

Fuente: Prensa Gobierno de Córdoba

Por Emi Urouro

Las trabajadoras monotributistas del Ministerio de la Mujer de Córdoba publicaron una carta dirigida a Claudia Martínez, quien está a cargo de esa cartera.

El texto resalta que en esa institución, las condiciones de precarización laboral son algo común. Desde hace años denuncian que un importante número de trabajadoras, abogadas, trabajadoras sociales y psicólogas, se desempeñan en condición de “monotributistas”.

“Esto significa que nuestros salarios no son parte de la discusión paritaria, no contamos con obra social, jubilación, licencias, entre otros muchos derechos laborales básicos”, explica la carta.

En relación al punto anterior, señalan que este tipo de contratación genera gastos adicionales que se aproximan al 20% de su sueldo. Además, al no ser consideradas empleadas del Estado, sino “prestadoras de servicio”, pueden ser despedidas sin causa ni indemnización alguna.

“Nosotras somos trabajadoras del estado, garantizando
derechos, no prestando servicios”, enfatiza el documento.

Son consideradas trabajadoras esenciales, pero su salario de bolsillo de $28500, se encuentre muy por debajo de la canasta familiar. Ante ese panorama, le solicitan a la ministra un aumento urgente y el pase a planta permanente de todas las trabajadoras.

Las trabajadoras señalan que la ministra y otros funcionarios han hecho mediático el aumento exponencial de las demandas a la línea telefónica del 0800, a la Brigada de Protección a la Mujer, como así también en la cantidad de denuncias recibidas. Pero no se ha visto en los medios la contrapartida, es decir, la sobrecarga laboral.

“Resulta paradójico hacer alarde sobre el aumento en la asistencia realizada a mujeres en situación de violencia, si el costo es sobre el cuerpo de otras mujeres: las trabajadoras”, puede leerse en la carta.

Resaltan que el cansancio físico y emocional que implica estar en la primera línea, considerando que también están expuestas al contexto de pandemia, tiene
consecuencias claras en su salud mental, y no cuentan con obra social en caso de enfermar.

Hace diez días solicitaron reunirse con la funcionaria Martínez, para tratar el aumento salarial y el pase planta permanente del personal, pero no recibieron respuestas.

“Una vez más nos preguntamos, Sra. Ministra, ¿Quién cuida a quienes cuidamos?”, finaliza la carta abierta.

La palabra de una trabajadora

“Desde comienzos de este semestre las trabajadoras monotributistas comenzamos a reunirnos en asamblea a fines de organizar el reclamo por el pase a planta permanente y un aumento salarial, ya que el último percibido fue en mayo del corriente año, contando en la actualidad con un salario de bolsillo de $28.000″, explicó la entrevistada.

La profesional contó que ante la falta de respuesta a sus reclamos, decidieron publicar la carta abierta, citada anteriormente.

“Tenemos expectativas de que finalmente nos convoquen a una reunión formal, como así también podamos contar con un aumento salarial antes de fin de año, siendo el horizonte el pase a planta permanente de todas las trabajadoras monotributistas”, expresó.

Así mismo, comentó que en el mes de marzo les habían prometido revisar su situación laboral, pero debido a pandemia ese debate quedó frenado y nunca más les volvieron a comunicar algo sobre el monotributo.

“La condición de monotributo nos obliga a hacernos cargo de nuestra cobertura de salud, sin recibir ningún tipo de cuidado desde la institución hacia sus trabajadoras” dijo la entrevistada.

Durante la pandemia nunca dejaron de trabajar, pero solo les comunicaron que harían teletrabajo y/o guardias en la institución, nada respecto a sus condiciones laborales ni cuidado de su salud mental, a pesar de que la pandemia sigue atravesando a todas y todos.

“Quisiéramos que de la misma forma que reconocen les funcionaries el aumento de la demanda y asistencia, nos convoquen para mejorar nuestras condiciones laborales”, enfatizó la trabajadora.

Y siguiendo esa línea, agregó: “Cada vez que tuvimos un aumento salarial, lo que no implica mejorar nuestra condición de monotributo, fue producto de la organización, lucha y reclamo de las trabajadoras. Exigimos sea su labor también reconocernos como trabajadoras del estado, de este Ministerio.”


×