Los accidentes en Vaca Muerta son alarmantes

Las petroleras admitieron más de 4.000 accidentes desde 2015. Desde la Confederación Mapuche de Neuquén denunciaron que los derechos de los habitantes son violados, por la militarización de la zona.

La Confederación Mapuche de Neuquén denunció desastre ambiental, militarización y violación de derechos humanos en la zona de Vaca Muerta.

Esta denuncia se produjo tras el incendio de un pozo petrolífero de YPF (que todavía no se ha podido apagar), además de la orden para que Gendarmería Nacional custodie las petroleras.

El índice de accidentes en Vaca Muerta es alarmante y en aumento en los últimos dos años. Es una conducta empresarial negligente y una omisión en la responsabilidad de fiscalización que tiene el Estado. Se pone en peligro la salud pública y el ambiente“, denunció Jorge Nahuel, por la Confederación Mapuche de Neuquén.

Vaca Muerta es la principal formación de hidrocarburos no convencionales de Argentina. Incluye las provincias de Neuquén, Mendoza, Río Negro y La Pampa, con una superficie de 30.000 kilómetros cuadrados.

Para explotar esta zona, se utiliza el cuestionado y nocivo método “fracking” o “fractura hidráulica”. El mismo consiste en una perforación vertical en la tierra, luego perforaciones horizontales, con inyecciones de agua, arena y químicos a presión, para romper la piedra que contiene el hidrocarburo.

Este método produce numerosos derrames y explosiones de pozos, además del riesgo para la salud humana y el medio ambiente que esta práctica involucra.

Según la Secretaría de Ambiente provincial, en la cuenca neuquina donde se encuentra Vaca Muerta, se produce un promedio de dos derrames por día. Entre 2015 y 2018 las petroleras admitieron 3368 “incidentes ambientales”. En 2018 hubo 934 hechos de este tipo.

Por Carmela Laucirica

Compartí la nota