La vegetación perdida en los incendios necesitará 3 décadas para recuperarse

Desde la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (FCEFYN) de la UNC aseguraron que entre 1999 y 2020, el fuego dañó casi un millón de hectáreas, una superficie total superior a 12 veces Córdoba Capital.

Según especialistas de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (FCEFYN) de la UNC, entre 1999 y 2020 se dañaron casi un millón de hectáreas por los incendios. Esta cifra equivale a una superficie total superior a 12 veces Córdoba Capital. Otro dato alarmante es que la vegetación dañada tardaría hasta 3 décadas en recuperarse.

Los datos arrojados provienen de un equipo de investigación y posgrado de la FCEFYN, los cuales forman parte de un informe sobre el impacto de los incendios en la provincia. Entre las hectáreas alcanzadas por el fuego en los últimos 20 años, casi un 38% corresponden a las sierras cordobesas. Según el estudio citado, no es lo mismo hablar de la recuperación del suelo que de la restauración de la fauna por ejemplo.

Existe la posibilidad de que la vegetación leñosa perdida rebrote rápidamente, ya que si se conservaron las raíces de esos árboles podrán crecer en poco tiempo. así, los rebrotes son más veloces de la reforestación. Sin embargo, según la Doctora en Ciencias Biológicas Romina Torres, “la reforestación no debe ser la primera opción para recuperar estos bosques”.

“Si debemos decidir entre reforestar o dejar que el bosque nativo se recupere solo, lo ideal sería esta última opción, siempre acompañando y protegiendo ese rebrote. Protegerlo significa no colocar cerca la ganadería, porque los animales comen ese rebrote y retrasa el crecimiento”, explicó Romina Torres.

Te puede interesar: “Por los incendios, ya perdimos 315.000 hectáreas en Córdoba”

¿Qué pasa cuando las zonas afectadas se queman constantemente?

Romina Torres conforma un equipo de investigación, el cual llevó a cabo un estudio comparativo durante tres años consecutivos. El proyecto estudió la recuperación por rebrote de la vegetación en tres localidades de la provincia de Córdoba. Así, el resultado obtenido arrojó que entre el 70% y el 100% de las especies leñosas nativas tuvieron la capacidad de sobrevivir y rebrotar.

Sin embargo, no podemos dejar de remarcar que cuando las zonas sufren constantes incendios, estas plantas leñosas pueden perder su capacidad de rebrote. En consecuencia, estos territorios se convierten en pastizales o matorrales, donde predomina una vegetación muy inflamable.

“La provincia debe tener una política preventiva muy fuerte en relación al fuego, ya que la ocurrencia de fuegos es algo que caracteriza a nuestra provincia y nuestra región, desde hace décadas. La prevención de los incendios tiene que ser una política pública en la parte ambiental y que sea abordada siempre y para siempre”, sentenció Torres.

×