La Secretaría de DDHH será querellante en tres causas de lesa humanidad

El organismo presentó el petitorio para ser parte en dos expedientes que se tramitan en la justicia de Entre Ríos y otro que cursa en los tribunales de Corrientes.

La Secretaría de Derechos Humanos se presentó como querellante en otras tres causas de lesa humanidad. Ahora, son 20 actuaciones este año en las que el Estado nacional interviene como representante. En todos los casos se trata de procesos judiciales en los que se juzgan o investigan crímenes cometidos durante el terrorismo de Estado.

El organismo, que encabeza Horacio Pietragalla Corti, pidió formar parte como querellante en dos expedientes que se tramitan en la justicia de Entre Ríos y otro que se sigue en los tribunales de Corrientes.

En Entre Ríos

Una de las causas busca determinar la responsabilidad de la policía local por el secuestro y tortura de víctimas que pasaron por dependencias de esa fuerza.

Por otro lado, se intenta profundizar la investigación de los integrantes de la patota que actuaba en el Área Paraná. Especialmente, se indaga sobre quien se hacía llamar “Ramiro”, un hombre que dirigía las sesiones de tortura.

Para este caso, la Secretaría aportó el informe sobre integrantes del Batallón 601, realizado por el exPrograma Verdad y Justicia, hoy Dirección Nacional de Asuntos Jurídicos Nacionales en Materia de Derechos Humanos, de acuerdo a lo consignado.

En Corrientes

El organismo se presentó como querellante en la causa conocida como “Las Marías II”. El caso busca determinar la responsabilidad empresarial por las violaciones a los derechos humanos sufridas por trabajadorxs de la empresa yerbatera.

Varias personas contaban con “marcada actividad gremial” y los hechos ocurrieron entre los años 1976 y 1977.

La causa tuvo en julio de 2018 el primer juicio contra el militar retirado e interventor de la localidad de Gobernador Virasoro, y también empresario, Héctor Torres Queirel. El exmiembro de la Fuerza fue absuelto por el secuestro de Marcelo Peralta, extrabajador rural de Las Marías que todavía se encuentra desaparecido.

Fuente: Télam.