En lo que va del año se cometieron 202 femicidios

Los datos se desprenden del Registro Nacional de Femicidios Observatorio “Mujeres, Disidencias, Derechos” de MuMaLá.

Desde el 1ro de enero al 30 de septiembre del 2020, se cometieron 202 femicidios, es decir, 1 cada 32 horas. De esa cifra, 136 se produjeron durante el contexto de pandemia.

De la totalidad de casos: 181 fueron directos (mujeres); 7 indirectos de niñas y mujeres; 10 Femicidios indirectos de niños y varones; y 4 trans-travesticidios.

En estos meses, 231 niños, niñas y adolescentes perdieron a sus madres por la consecuencia más extrema de la violencia machista.

¿Sabías que la mayor tasa de femicidios la tiene el norte del país? Las provincias de Jujuy, Tucumán, Misiones y Chaco son las que forman parte de ese grupo, junto con Santa Fe.

La vivienda sigue siendo el lugar de más riesgo para quienes atraviesan situaciones de violencia de género, el 36% de los femicidios se cometió en el hogar de la víctima, y el 32% en la vivienda compartida con agresor.

¿Qué vinculo había entre victima y victimario? Según el el último informe de muamala, de los 202 casos, el 41% eran pareja, y el 22% ex pareja.

Otros datos para profundizar en la problemática: 45% de las víctimas tenían entre 19 y 40 años; el 54% de las víctimas tenían hijos/as; el 20% había denunciado a su agresor; el 4% de los femicidas pertenecía a fuerzas de seguridad.

Una cifra que también debería ser contemplada por las políticas del Estado en cuanto prevención de la violencia de género, es que hubo 183 intentos de femicidios en lo que va del año.

El informe registró 33 muertes violentas de mujeres en proceso de investigación, es decir, se estima que 235 mujeres, trans y travestis sufrieron muertes violentas de las cuales 202 son femicidios.

“Es urgente que el Estado en todos sus niveles tome acciones concretas para prevenir, erradicar y sancionar la violencia de género. Es urgente declarar la ‘Emergencia Ni UNa Menos’, implementar y ampliar la Ley de Educación Sexual Integral y aplicar la Ley Micaela (de capacitación obligatoria en género y violencia de género en todos los ámbitos del Estado, desde una perspectiva feminista, diverse – disidente)”, expresaron desde el colectivo feminista.

×