Críticas al acuerdo de reforestación entre Córdoba y Misiones

El convenio firmado por los gobernadores de ambas provincias es fuertemente cuestionado desde lo ambiental.

Hace una semana, se retomó un antiguo acuerdo entre Misiones y Córdoba, más precisamente entre la Secretaría de Ambiente de Córdoba y la Biofábrica de Misiones. Para ello, se reunieron ambos gobernadores para ratificar el acuerdo. El mismo propone que Córdoba reciba plantines de la Biofábrica para reforestar las zonas serranas incendiadas.

En diálogo con Anibal Cuchietti, biólogo, miembro del Foro Ambiental Córdoba y consultor técnico de la Dirección Nacional de Bosques, analizamos el acuerdo desde el punto de vista ambiental. En este sentido, nuestro entrevistado pudo señalar ciertas falencias significativas.

Concretamente, es un acuerdo que se firmó en 2017, y que genera las mismas dudas ahora: ¿por qué firmar un convenio con otra provincia para producir plantines de especies que no son las indicadas? Estamos hablando del envío de 500 mil plantines de algarrobo (nativos), pero anteriormente la Provincia recibió 400 mil plantines, tanto de especies nativas como exóticas.

De esta manera, no solo estamos frente a un proceso de reforestación “peligroso” por las especies utilizadas, sino también en un pasamanos innecesario. Según informaron desde la Secretaría de Ambiente de Córdoba, las semillas para los plantines salen de nuestra provincia hacia Misiones. Para Anibal Cuchietti la cuestión sería: ¿por qué no producir los plantines en nuestro territorio?

Este último cuestionamiento no es caprichoso, sino que se fundamenta en la biología: es preferible que los plantines se desarrollen en el habitat en donde serán posteriormente ubicados. Pensemos que el clima de Misiones no se asemeja para nada al cordobés. Incluso, Cuchietti señala que traer especies de un clima tropical como el misionero sería riesgoso ante la primera helada en Córdoba.

Te puede interesar: “¿Qué significa que el agua cotice en en Wall Street?”

Biofábrica de Misiones

Es necesario recuperar el bosque, pero de otra manera

Por los incendios de este año, en donde se perdieron alrededor de 300.000 hectáreas, se instala la necesidad de recuperar esos espacios quemados. Para ello, la cantidad de plantines necesarios para reforestar estos espacios es muchísima. De este modo, Cuchietti considera entonces que este acuerdo reflota como una especie de solución rápida.

Anibal quiere pensar que el Estado provincial tiene en cuenta que estos plantines no son especies nativas. Incluso, remarca que sería mucho mejor si fuesen especies nativas. Si esto fuera así, “se cuidarían procesos ecológicos como el régimen hídrico y se evitaría la invasión de especies exóticas”, asegura.

Por su parte, desde la Secretaría de Ambiente, aseguran que las especies exóticas sólo se utilizan en zonas urbanas. De este modo, consideran que destinarlas a estos espacios no es negativo. Por su parte, Anibal disiente: reforestar zonas urbanas con especies exóticas también representa un peligro y es innecesario.

¿Qué se recomienda para recuperar el bosque?

En palabras de Anibal Cuchietti, “es mejor que la naturaleza actúe paulatinamente. Reforestar una zona de más de 300.00 hectáreas es casi imposible”. Para lograrlo, se requeriría del esfuerzo de muchas personas, de una intervención muy grande sobre un suelo que está muy dañado y frágil.

Teniendo en cuenta que especies nativas como la vachellia caven, el tala, el chañar o el algarrobo tienen una capacidad de rebrote y resistencia al fuego, Anibal explica que en unos meses pueden lograr rebrotes. De este modo, queda claro que una reforestación directa no es la respuesta.

“Lo ideal sería evitar que entre ganado a la zona, dado que se comen los nuevos brotes por su frescura y alta cantidad de clorofila. También evitar que los vecinos ingresen a la zona en búsqueda de troncos quemados para usarlos como leña”, detalla el biologo.

“Esperar y dejar que la naturaleza actúe por si sola, no intervenir. Una restauración de un ecosistema nativo no consiste solo en salir a plantar, requiere planificación para cuidar el suelo, la fauna del suelo y demás cuestiones para no perjudicar más a ese espacio”.

Anibal Cuchietti, biólogo y miembro del Foro Ambiental Córdoba.

La capacidad de rebrote de los árboles y las aves y mamíferos que traen las semillas de diferentes formas dan lugar a que se espere antes de intervenir. Durante el primer temporada de crecimiento cabe esperar y analizar las consecuencias del fuego. Después de eso, si sería óptimo plantear una reforestación activa.

Recuperarán áreas quemadas en Santa Fe y Córdoba con plantines de Misiones  - Mendoza Post