Argentina: Casi la mitad de niños y adolescentes presentan malnutrición

Según una encuesta realizada por la Secretaría de Salud del Gobierno Nacional  la proporción de sobrepeso y obesidad en la población de 5 a 17 años fue del 20,7% y 20,4% respectivamente. Es decir el 41,1% de niños y adolescentes tiene problemas malnutrición. 

Los datos surgen de la Segunda Encuesta Nacional de Nutrición y Salud que fue presentada ayer al mediodía en la Secretaría de Salud. El trabajo abarcó a 22 mil ciudadanos que fueron seleccionados al azar, tomando personas de ambos sexos con una diversidad de representatividad regional.

 El  exceso de peso de 13,6 % en los menores de cinco años que formaron parte de la investigación.  Ese número es elevado ya que para los niños de entre cero a cinco años se espera un exceso de peso de 2,3%. Cabe resaltar que para esta segunda encuesta se aplicó un método nuevo propuesto por la Organización Mundial de la Salud (OMS), por eso el informe aclara que no pueden compararse los resultados con la primer encuesta.

Los datos analizados por la Segunda Encuesta Nacional de Nutrición y Salud (ENNyS 2) 2019, muestran 1,4% de delgadez y 3,7 % de baja talla en los encuestados de entre cinco y diecisiete años. La proporción de baja talla en niños menores de cinco años fue de 7,9% y el bajo peso fue 1,7%.

De lo expuesto anteriormente se desprende que el sobrepeso y la obesidad son los problemas de malnutrición que afectan a una cantidad importante de niñas, niños y adolescentes. En la presentación de la encuesta, el secretario de Gobierno de Salud, Adolfo Rubinstein, enfatizó la necesidad de visibilizar el problema de la nueva malnutrición.

Otro dato importante a tener en cuenta es que el 68% de los adultos encuestados reflejaron exceso de peso por mediciones objetivas. A diferencia de los niños, niñas y adolescentes- afectados por  la obesidad en todos los niveles socioeconómicos- los adultos con ingresos menores presentaron un 22% más de obesidad que quienes tienen un mejor pasar económico.

El  secretario de Gobierno de Salud sostuvo que el problema en los niños y adolescentes es que lo que aumenta de manera alarmante son la obesidad y el sobrepeso. El doctor explicó que la obesidad infantil es una ventana abierta a las consecuencias sanitarias en la edad adulta con la aparición de enfermedades crónicas como diabetes y cardiovasculares. Por ese motivo contrarrestar esas cifras debería ser una prioridad en la salud pública.

Por Emi Urouro

Compartí la nota