A 3 años del asesinato de Rafael Nahuel

En Río Negro, entre el 23 y 25 de noviembre de 2017, acciones represivas contra una comunidad mapuche, dejaron una víctima fatal y personas heridas.

Ayer, se cumplieron tres años del asesinato por la espalda del “peñi” Rafael Nahuel Yem, perpetrado por agentes de la Fuerza de Seguridad.

Los hechos de violencia institucional se produjeron en el marco del desalojo de la comunidad Lafken Winkul Mapu, en la zona del lago Mascardi. 

Vale recordar que esa medida -sacar a la comunidad de aquel territorio- fue dispuesta por el juez federal de Bariloche Gustavo Villanueva y ejecutada por la Prefectura Naval Argentina, dependiente del Ministerio de Seguridad, que en aquel entonces dirigía Patricia Bullrich.

Resaltamos que el prefecto Francisco Javier Pintos, principal imputado por ese disparo, continúa en funciones. La investigación judicial sigue, pero el juicio oral continúa demorado. No hay justicia a tres años del asesinato por la espalda.

Crédito: Coordinadora del Parlamento Mapuche Tehuelche de Río Negro

La palabra de la Coordinadora del Parlamento Mapuche Tehuelche de Río Negro

A tres años del crimen, expresan que son meses de injusticia, impunidad y ocultamiento. A eso, agregan que parte de la prensa impulsa en la sociedad discursos de odio, racismo y xenofobia que fomentan la persecución y hostigamiento al Pueblo Mapuche.

“Acompañadas por políticas extractivistas, impulsadas por gobiernos nacionales y provinciales, inmobiliarias, petroleras, mineras y forestales se aprestan a continuar avasallando el territorio frente a la resistencia de las comunidades. La Justicia, que no reconoce el derecho indígena, niega a su vez la preexistencia de nuestros pueblos y siempre falla a favor del poder”, denuncian desde la Coordinadora.

Señalan que la mayoría de quienes ejercen el poder judicial desconocen la historia del territorio. Estos funcionarios aplican una justicia monocultural, patriarcal y racista, los fallos y los desalojos reflejan esa (in)justicia.

“El territorio continua siendo el eje principal de disputa no solo de las comunidades si no de la misma sociedad que vive en las ciudades. Mientras las comunidades luchamos por nuestro derecho de volver al territorio, en las ciudades proliferan los nuevos asentamientos de gente que sin trabajo y con familias no puede pagar el precio que las inmobiliarias le ponen a la tierra. Entonces nos damos cuenta que el principal problema que atraviesa desde siempre a la sociedad es el territorio“, enfatiza el comunicado.

Asesinato de Rafa Nahuel, Diálogos y Genocidio Al cumplirse hoy, tres años del asesinato por la espalda del peñi...

Publicado por Coordinadora del Parlamento Mapuche en Río Negro en Miércoles, 25 de noviembre de 2020

En relación al punto anterior, resaltan que Benetton tiene casi un millón de hectáreas, provenientes de una donación del Estado Argentino a empresarios ingleses en el año 1896. Situación similar la de Lewis con su dominio sobre el Lago Escondido.

Los avasallamientos sobre las comunidades originarias son constantes e históricos. Sobre sus vidas, sobre sus territorios ancestrales, sobre sus culturas.

Por eso, en este nuevo sin justicia para el joven mapuche, expresan que “la bala que mató al peñi Rafael Nahuel fue disparada hace muchos años, cuando inició en esta parte del Wall mapu, una campaña genocida, con la finalidad de apropiarse de los territorios que hasta esa época eran comunitarios, sin propiedad privada, ni alambrados”.

Y agregan: “Una campaña que aún no concluye, pero que resistimos, porque somos un pueblo digno, que no se entrega y que continua construyendo a pesar de los tiempos el KumeFelen o buen vivir”.